Escuchar este artículo

Desnutrición, un problema que acecha a los más pequeños

Agosto 27, 2020 - 12:08 p. m. Por:
 Ángela Marcela Álvarez, del Semillero de Periodismo de El País
niño monito

El Sistema de Vigilancia Nutricional, para el 2019, mostró que en Cali hay 2.3% de desnutrición aguda y actualmente hay 170 niños con esta enfermedad (a 23 de julio) .

Foto: Istock

La desnutrición es una enfermedad causada por la deficiencia de nutrientes en el organismo, pudiendo afectar en muchas ocasiones el desarrollo físico y cognitivo de los más pequeños. Según un informe de la Gran Alianza por la Nutrición, en Colombia el 10,8 % de los niños y niñas menores de 5 años sufren desnutrición. Actualmente, en el Valle del Cauca los municipios más afectados por esta patología son Cali, Buenaventura y Palmira.

De acuerdo con María Cristina Lesmes, secretaria de Salud del Valle del Cauca, en el primer semestre del 2020 este departamento igualó la cifra del 2019, situación que se verá aún más afectada teniendo en cuenta el incremento del desempleo al 24% para el mes de junio, la imposibilidad de trabajo a las personas que se dedican al sector informal de la economía y la situación económica en muchos hogares. Con todo esto crecerá el hambre en toda la población, siendo los niños y los adultos mayores los más afectados.

Le puede interesar: Atrofia Muscular Espinal, una enfermedad a la que hay que prestarle mucha atención

A la fecha, el municipio de Cali no ha presentado muertes por desnutrición a diferencia del año pasado que se presentó una defunción por este motivo. El Sistema de Vigilancia Nutricional, para el 2019, mostró que en este municipio hay 2.3% de desnutrición aguda y actualmente hay 170 niños con esta enfermedad (a 23 de julio) .

“La desnutrición aguda está relacionada a la pérdida de peso y de masa muscular en poco tiempo, generando mortalidad cuando no se atiende rápidamente. Mientras que la desnutrición crónica genera que los niños tengan un mal desarrollo de su cerebro y tengan bajo peso y baja talla siempre, es decir, toda la vida serán desnutridos. Esta enfermedad, además de hacer daños en el desarrollo de su cerebro y de su sistema inmunológico, trae asociado una serie de enfermedades como diarreas con bastante frecuencia, mayor probabilidad de enfermedades respiratorias, son más propensos a infecciones y pueden morir con más facilidad que los niños bien nutridos”, manifiesta María Cristina Lesmes, secretaria de Salud del Valle del Cauca.

Los efectos que puede dejar esta grave enfermedad en la salud de los pequeños son devastadores. Según el Índice de Desnutrición Crónica 2020 realizado por la Fundación Éxito, se evidencia que una persona que presentó desnutrición crónica en los primeros 2 años de vida, comparada con quien tuvo una talla superior a la esperada, tiene un coeficiente intelectual 14.6 puntos menor, acumula en promedio solo 8.8 años de escolaridad, es decir 5 años menos, y gana en promedio 54% menos salario, generando también efectos negativos en el capital humano.

“En general al departamento del Valle le va muy bien. En los municipios más afectados tenemos a Obando, Alcalá, Dagua y Restrepo. Tratamos de hacer los criterios de focalización de la población teniendo en cuenta aquellos departamentos donde hay mayores índices de desnutrición. La recomendación para los sectores más vulnerables es que los gobernantes empiecen por garantizar servicios básicos esenciales para la población vulnerable, especialmente la rural, es decir, empezar por garantizar acceso a la salud, al agua potable, a la educación y a programas de seguridad alimentaria y nutrición en general”, señaló Paula Escobar, directora de la Fundación Éxito.

Las causas que generan la desnutrición son muy variadas, algunas son asociadas con la pobreza, la inseguridad alimentaria, el desconocimiento de una buena alimentación, hábitos alimentarios inadecuados, entre otros.

Ruby Elizabeth Castellanos, nutricionista de la Secretaría de Salud de Cali explica que esta enfermedad se identifica a través del seguimiento clínico, como disminución de peso o no ganancia del mismo, pérdida del apetito o apetito desmedido, aspectos físicos coma palidez, resequedad en la piel, cabello quebradizo y decolorado dependiendo de la gravedad.

Existe la desnutrición grave marasmo, que se caracteriza por pérdida de masa muscular con delgadez extrema, o la desnutrición kwashiorkor, que se da cuando el menor recibe una dieta basada en carbohidratos y se manifiesta en abdomen protuberante, y edema en manos, brazos, pies y piernas o generalizado. La más común actualmente es la desnutrición aguda moderada con pérdida de peso.

Para la recuperación de este estado patológico es necesario una atención médica inmediata para establecer la gravedad y el tratamiento personalizado, el cual consiste en un aporte de nutrientes adecuado y un proceso de educación nutricional individual y familiar, que permita la ganancia de peso a un buen ritmo hasta lograr la normalidad. Es importante que las familias de los menores desnutridos tengan seguridad alimentaria y nutricional, es decir, que cuenten con una alimentación suficiente y variada de manera permanente para que los pequeños no vuelvan a caer en esta enfermedad.

“En la población infantil hasta los 5 años es muy importante el tema de la desnutrición porque en estas edades hay más posibilidad de morir. En el municipio de Cali, Bienestar Social le entrega a los niños alimentos para su recuperación nutricional y un kit diferente para sus familias. El paquete para los niños contiene carne, leche, frutas y verduras. Cuando verifican que el niño ya se ha recuperado, sale y entra otro para que tenga la misma oportunidad de mejorar su situación de salud”, asegura Ruby Elizabeth Castellanos, nutricionista de la Secretaría de Salud de Cali.

Según la nutricionista, el kit de alimentación que brindan las diferentes fundaciones e instituciones debe ser completo y equilibrado, respondiendo las necesidades nutricionales de los niños o la población a la que se le entrega. Debe ser lo más natural posible, ya que en estos van las vitaminas y los nutrientes naturales, no son sintéticos ni añadidos.


Acciones para combatir la enfermedad 

El departamento del Valle trabaja en el Plan de Seguridad Alimentaria y Nutricional, a través del cual se hace seguimiento de peso y talla a los escolares. Hasta el año pasado las cifras eran; 30% malnutrición, 23% sobrepeso, y 7% desnutrición. La comunidad más afectada que tiene déficit nutricional de este departamento es la población indígena, sobre todo, el resguardo indígena Garrapatas, San Quinini, Cali, Palmira y Buenaventura.

 - El Banco de Alimentos de Cali diariamente recoge entre 10 a 12 toneladas de comida, recuperando los alimentos de lunes a sábado y repartiendo alrededor de 320 toneladas mensuales a las personas necesitadas. En lo que va del año ya llevan más de 4400 toneladas entregadas.

- El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) cuenta con la modalidad de “1.000 para cambiar el mundo”, que consiste en promover el desarrollo de los menores en sus primeros 1000 días de vida que estén en riesgo o tengan desnutrición aguda; además, brinda canastas nutricionales a cada uno de los pequeños para combatir esta enfermedad.

- La Fundación Éxito entrega paquetes de alimentos mensualmente a familias con madres gestantes con bajo peso o con niños que tengan desnutrición crónica o aguda. Este paquete trae leche, huevos, frijoles, lenteja, aceite, arroz, pasta fortificada, y está diseñado para que dure 1 mes. En lo que va del año con corte al 30 de junio, ya habían entregado 146.547 paquetes de alimentos en 31 departamentos del país, alrededor de 190 municipios beneficiados.

Además, recauda donaciones a través de un programa llamado Goticas, que son todos esos aportes recaudados en las cajas de los almacenes del grupo Éxito, es decir, almacenes Carulla, Surtimax, Super Inter y Surtimayorista, con esto generan recursos que les permiten financiar esa complementación alimentaria que entregan en el país. El año pasado en total se beneficiaron 64.602 niños de 188 municipios, en 22 departamentos del país.

También puede leer: Prevenir la ceguera por retinopatía en niños prematuros, una tarea que aún no termina

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS