Teletrabajo: consejos para que no convierta en una 'pesadilla'

Escuchar este artículo

Consejos para que el teletrabajo no se convierta en una 'pesadilla' 

Mayo 19, 2020 - 11:45 p. m. Por:
Redacción de El País

Para que el lugar de trabajo sea seguro se debe contar con una silla y escritorio cómodos, además, se necesita una buena iluminación.

Istock / El País

En las últimas ocho semanas, el teletrabajo ha pasado a ser parte del día a día para millones de personas en el planeta.

Según los reportes de MySammy, firma consultora en soluciones para el teletrabajo, el 20 % del total de la población mundial teletrabaja hoy en día, y de este porcentaje 84 % de los teletrabajadores lo hace al una vez al mes y al menos un 10 % del mismo total ejecuta sus tareas diariamente desde su hogar o el lugar de su elección.

El ser humano es supremamente recursivo para transformarse y hábil para adaptarse a un nuevo sistema de trabajo en casa. Pero un balance adecuado entre trabajo y vida cotidiana es necesario, para que los espacios de intimidad no se vean invadidos por los laborales. 

Según cifras del portal www.teletrabajo.gov.co, el 80% de la población en Colombia que teletrabaja se queja de dolores lumbares.

Y entre los aspectos positivos del teletrabajo están el ahorro en dinero, tiempo y desplazamientos, no solo para el empleado sino también para el empleador, por lo cual es un beneficio de doble vía.

Se elevan también las horas de sueño de calidad, y el rigor en los horarios de alimentación (desayuno, almuerzo y cena se respetan más). También mejora el tiempo pasado en familia, aunque el reto es disponer de luces, equipos y conexiones web óptimas en casa.

No son pocas las personas que están sintiendo las ventajas y retos del teletrabajo, pero viene la advertencia: el posible aumento del estrés por la prolongación del día laboral, cuando no existen pausas para los descansos, ni límites en los horarios para atender correos o reuniones.

Lea también: Empleados de Google y Facebook volverían a trabajar presencialmente en 2021

También se requiere comprensión ante situaciones que exigen paciencia, ya que muchas personas que trabajan en casa al mismo tiempo deben cuidar niños o adultos mayores. Es importante no olvidar que el incremento excesivo del uso de pantallas produce cansancio físico y mental, sumado a la preocupación por la pandemia del Covid-19 y sus propias repercusiones, por lo que deben ser respetados unos horarios sensatos.

Aunque no parar de trabajar parece funcionar a corto plazo, a largo plazo no respetar las pausas diarias ni los fines de semana puede resultar en extenuación extrema o el famoso síndrome del “burn out” (consumirse o quemarse), ya que muchos no tienen presente que la salud mental de todos está en juego. Transmita calma, no especule ni difunda malas noticias si no son necesarias.

Lo explica Ángela Potes, psicóloga y magíster en psiquiatría de la Universidad de McGill (Canadá), cuando advierte que es importante asumir una perspectiva saludable del teletrabajo, teniendo en cuenta los efectos en mente y cuerpo, por ello comparte algunos de sus consejos para lograr un balance perfecto.

Tips para un descanso mental durante el día:

1. Tome pausas de respiración:
Hágalo por lo menos tres veces al día. Tómese unos minutos y respire conscientemente. Cuente del uno al cuatro al inhalar, y del 4 al 1 al exhalar. Repítalo durante 8 ciclos y notará la diferencia. La respiración es clave para permanecer en estados de tranquilidad constante
durante el día.

2. Muévase cada hora:
Ponga una alarma y deténgase (sin excepciones). Vaya por un vaso de agua, o párese a mirar por la ventana. Usted escoge la actividad pero párese y muévase. Estírese. Para permanecer en balance, la mente y el cuerpo necesitan cambiar de actividad y generar movimiento físico. Esto es beneficioso e indispensable para su circulación y distensiona el cuerpo. De esta manera obtendrá mayor claridad mental y evitará molestias físicas. 

3. Conozca sus límites:
Es excelente que quiera mostrarse energético y dispuesto durante sus horas laborales. Sin embargo, no confunda esto con negar que se siente cansado, que no ha dormido bien durante unos días, o que necesita comer. Recuerde, si usted mismo no conoce sus límites, sus jefes tampoco lo adivinarán. No tema comunicar sus necesidades.

4. Juegue con algo de humor
La risa es un remedio infalible. Ante toda situación, es recomendable una dosis de humor y qué mejor que durante una jornada estresante. Con una simple carcajada se conectará con las personas y relajará los músculos de la cara. Se sentirá más feliz. Si no puede encontrar un espacio para reírse con un colega, busque un espacio para reír un instante, en casa.

5. Deje el modo “hacer” y gire en torno al modo “ser”:
Cuando hace, se desgasta. Cuando es, se nutre y nutre a su prójimo. Hacer está enfocado en listas, en cosas por terminar y en metas por completar. Causa estrés porque está enfocado solo en los resultados. Ser es estar por vocación, es disfrutar el proceso, es reconocer sus talentos y saber para qué (no por qué) trabaja. Es comprender que cada día aprende algo nuevo y que se mantiene curioso ante lo que ese día le puede aportar.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS