Cáncer de cuello uterino, principal causa de muerte en mujeres por cáncer en Colombia

Escuchar este artículo

Cáncer de cuello uterino, principal causa de muerte en mujeres por cáncer en Colombia

Marzo 25, 2021 - 06:49 p. m. Por:
Laura Sofía Lozano, del Semillero de Periodismo UAO-El País
Vacunación Papiloma Humano

De acuerdo con los informes de la Liga Colombiana contra el Cáncer, este tipo de cáncer puede prevenirse principalmente con la vacuna contra el VPH, la cual es más efectiva cuando se aplica entre los 9 y 14 años, edades recomendadas para su aplicación por la Organización Panamericana de la Salud, OPS.

123rf

La Organización Mundial de la Salud, OMS, asegura que en Colombia el cáncer de cuello uterino es la principal causa de muerte en mujeres por cáncer, y la población más afectada se encuentra entre los 30 y 50 años de edad. Anualmente, se presentan en el país un aproximado de 4742 casos y 2490 muertes por esta enfermedad.

A propósito del Día Mundial del Cáncer de Cuello Uterino, que se conmemora el 26 de marzo, la Secretaría de Salud Municipal confirmó que en el 2020 se presentaron en Cali 255 casos y fueron 17 las muertes, siendo esta enfermedad es uno de los cánceres más frecuentes en las mujeres de la ciudad, seguido del de mama y el de tiroides.

Además, según el Registro Poblacional de Cáncer en Cali, el porcentaje de supervivencia de esta patología en la ciudad es del 57%.
Este tipo de cáncer es provocado principalmente por el Virus del Papiloma Humano (VPH), el cual se puede transmitir de una persona a otra durante las relaciones sexuales.

De acuerdo con la Liga Colombiana Contra el Cáncer, en este cáncer de cérvix, como en otros cánceres, “se producen células malignas que se reproducen o crecen sin control, en este caso las células se ubican en alguna parte de la porción baja del útero, en el cuello uterino. Desde este lugar las células cancerosas pueden moverse e invadir otras partes del cuerpo, causar metástasis e incluso, la muerte”.

Por su parte, Carlos Castro, director médico de la Liga Colombiana Contra el Cáncer, aseguró que el cáncer de cérvix es una enfermedad frecuente en países de ingresos bajos y medios, donde las condiciones de vida y salud no son excelentes para todos. Es por eso que año tras año mueren alrededor de 2500 mujeres en Colombia por esta enfermedad. De ahí, dice el doctor, “luchamos al lado de otras organizaciones para eliminar este cáncer, somos conscientes de que muchas de estas mujeres son madres de familia y es preocupante el hecho de que puedan dejar hijos huérfanos”.

Según Liliana Yepes, médico gineco-oncóloga, aunque esta enfermedad afecta comúnmente a mujeres que están en edad reproductiva, es decir, entre los 30 y 54 años, “es importante dar a conocer que todas las mujeres somos propensas a esta enfermedad, sin embargo, les insistimos a aquellas que están en edad reproductiva, a que asistan a sus controles ginecológicos y se realicen tamizaciones”, estas últimas, para descartar cualquier patología.

Es importante también identificar algunos síntomas de esta patología como sangrado menstrual abundante y prolongado, dolor y sangrado durante relaciones sexuales, secreciones vaginales o dolor pélvico.

“Una vez detectados estos síntomas es importante asistir al ginecólogo de confianza para realizar una prueba diagnóstica que permita saber lo que está pasando y se pueda hacer un diagnóstico preciso”, aseguró Yepes.

Es una enfermedad prevenible

Para prevenir el cáncer cervicouterino, la OMS hizo el lanzamiento oficial de una estrategia mundial llamada 90-70-90, a la cual Colombia se unió como parte de los 192 países miembros.

Al respecto, Gloria Inés Forero, presidenta de la Liga Colombiana contra el Cáncer, explicó que, esta es una estrategia que consiste en acelerar la eliminación del cáncer uterino, con la que se busca salvar la vida de miles de mujeres alrededor del mundo. “90-70-90 propone objetivos para el 2030 con un estilo muy femenino: 90% de las niñas vacunadas antes de los 15 años, 70% de las mujeres examinadas con una prueba de alta precisión antes de los 35 y 45 años, y el 90% de las mujeres diagnosticadas con este cáncer con un tratamiento oportuno, integral y completo”.

Al ser este cáncer uno de los pocos que se pueden diagnosticar de forma temprana, organizaciones como la Liga Colombiana contra el Cáncer y el Instituto Nacional de Cancerología invitan a las mujeres a realizarse citologías anualmente a partir de los 25 años, y la prueba ADN VPH después de los 30 años, con el fin de comprobar si hay infecciones de alto riesgo por este virus, y para hacer un diagnóstico oportuno de las lesiones premalignas, de tal forma que puedan tratarse y evitar que evolucionen a lesiones invasivas.

Cabe resaltar que, según informes de la Liga Colombiana contra el Cáncer, está demostrado que este tipo de cáncer es prevenible principalmente con la vacuna contra el VPH, la cual es más efectiva cuando se aplica entre los 9 y 14 años, edades recomendadas para su aplicación por la Organización Panamericana de la Salud, OPS.


La vacuna se encuentra disponible en más de 30 países de América, sin embargo, las tasas de vacunación no llegan al 80 % en la mayoría de ellos. En Colombia el Plan Ampliado de Inmunizaciones brinda cobertura a niñas entre 9 y 17 años.

Al respecto, el doctor Carlos Castro explicó que existen ideas falsas en torno a la vacuna, razón por la cual, muchas mujeres sienten temor de aplicársela y es por eso que muchos padres de familia no dan las autorizaciones para inmunizar a sus hijas.

“En estos casos la educación y la buena información es clave para eliminar los mitos y falsas ideas acerca de la vacuna, ya que esta es una herramienta eficaz que ha sido comprobada para eliminar y prevenir este tipo de cáncer”, afirmó Castro.

Detección temprana

Según información del portal web del Ministerio de Salud, las mujeres cuentan con una segunda opción además de la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano para combatir el cáncer de cuello uterino. “Las pruebas de detección temprana permiten identificar lesiones en las células del cuello uterino y facilitan el inicio oportuno de tratamientos”, indica el Ministerio.

De acuerdo con el MinSalud, las opciones para la detección temprana pueden ser:

  1.  Prueba de ADN-VPH: analiza muestras vaginales y es útil para detectar infecciones ocasionadas por los tipos de VPH causantes de cáncer y saber si la enfermedad se puede desarrollar. 
  2. Citología Cérvico Vaginal- CCV: prueba que analiza muestras celulares tomadas en un examen ginecológico, útil para detectar cambios en las células del cuello uterino ocasionados por el VPH.
  3. Prueba de Inspección Visual con Ácido Acético: útil para detectar tempranamente cambios en las células que son visibles durante una inspección con espéculo. Se utiliza una solución de ácido acético que permite la identificación inmediata.

Estrategias de prevención

De acuerdo con la Secretaría Municipal de Salud, este año “se busca posicionar a Cali como ciudad líder en la disminución de mortalidad por cáncer, usando la vacunación contra el Virus del Papiloma Humano como estrategia”.

Estos mecanismos establecidos para la prevención del cáncer de cuello uterino en Cali se dividen en tres: vacunación intramural, vacunación institucional y jornada de vacunación.

La primera tiene como objetivo la oferta de la vacuna en los 150 puestos de vacunación, incluyendo públicos y privados que dan cubrimiento a la zona urbana y rural de Cali; la segunda espera dar inicio a la vacunación en las distintas instituciones educativas, y de esta manera lograr vacunar niñas a partir de los 9 hasta los 17 años, para iniciar y completar esquemas de vacunación; por último, se tiene como objetivo realizar jornadas extras de vacunación que permitan vacunar niñas de 9 años desescolarizadas o escolarizadas que aún no se hayan vacunado contra el VPH.

Por su parte, la Secretaría precisó que, fomentar actividades en los colegios también hace parte de las estrategias de prevención contra este cáncer, y esto incluye capacitaciones a los docentes, padres de familia y personal del área de salud. “Se debe informar a los padres sobre la importancia en la reducción del cáncer cérvico uterino, lo cual incluye el consentimiento a la vacunación o el disentimiento de la misma”, aseguró la entidad.

Factores de riesgo

Se define factor de riesgo a todo aquello que aumenta la probabilidad de padecer una enfermedad; en el caso del cáncer de cuello uterino, aparte del Virus del Papiloma Humano, existen diversos factores que aumentan dicha probabilidad, los cuales pueden ser:

- Promiscuidad y relaciones sexuales a temprana edad: ser sexualmente activo desde antes de los 18 años y tener varias parejas sexuales puede aumentar el riesgo de padecer este cáncer. De acuerdo con el médico Carlos Castro, “a edades tempranas el cuello uterino es totalmente débil y fácil de contagiar, todo tiene su tiempo, y la responsabilidad en estos casos debe ser fundamental en cada persona”, aseguró.

- Tabaquismo: Según la Liga Colombiana contra el Cáncer, las mujeres fumadoras tienen el doble de posibilidades de padecer este cáncer, y esto se debe principalmente a las sustancias químicas cancerígenas que tiene el cigarrillo y que afectan a otros órganos como los involucrados en el cáncer de cérvix.

- No uso de condones: La gineco-oncóloga Yepes explicó que, al tratarse de una enfermedad que puede contagiarse con el contacto de la piel, principalmente de los genitales, no usar este método anticonceptivo puede aumentar el riesgo de contagio. Además, es importante el uso de condones en las relaciones sexuales, ya que ciertos tipos de VPH denominados de bajo riesgo, pueden causar verrugas alrededor o sobre los órganos genitales femeninos y masculinos, así como en el área del ano.

- Sistema inmune débil: “El sistema inmunitario es importante para destruir las células cancerosas y retardar su crecimiento y extensión”, asegura la Liga Colombiana contra el Cáncer. En mujeres que presentan debilidades en el sistema inmune por contagio de otras enfermedades, el cáncer puede extenderse con mayor rapidez.

- Paciente con inmunosupresión (VIH o cualquier otra enfermedad que lo inmunosuprima): De acuerdo con Liliana Yepes, los pacientes contagiados por el virus que causa el sida o cualquier otra enfermedad, son más propensos a padecer este cáncer. En casos donde las mujeres tienen parejas sexuales contagiadas de VIH, corren un mayor riesgo de adquirir el cáncer uterino.

- Uso prolongado de anticonceptivos orales: Existe evidencia de que el uso de anticonceptivos orales (píldoras de control natal) por periodos prolongados aumenta el riesgo de cáncer de cuello uterino. Según la Liga, “los estudios de investigación sugieren que el riesgo de cáncer de cuello uterino aumenta mientras más tiempo una mujer tome las píldoras, se reduce nuevamente después de suspenderla, y el riesgo regresa a lo normal muchos años después de la suspensión”.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS