Asma grave, seis claves para estar pendiente de esta enfermedad

Asma grave, seis claves para estar pendiente de esta enfermedad

Julio 17, 2019 - 11:45 p.m. Por:
Redacción de El País
Asma, imagen de referencia

Los desencadenantes de asma más comunes son el polvo de la madera, el polvo de los granos, la caspa animal, los hongos o los químicos.

Foto: Archivo de El País

Existen múltiples tipos de asma, unos de fácil manejo, algunos que quitan más el aliento que otros, cada cual con sus propias características y puntos en común. Lo cierto es que el asma es una enfermedad incapacitante que afecta el 10.4 % de la población colombiana, y que hace de respirar un esfuerzo adicional.

El asma es una enfermedad crónica de los pulmones que inflama y estrecha las vías respiratorias. Las enfermedades crónicas son enfermedades que duran mucho tiempo. El asma causa períodos repetidos de sibilancias (silbidos al respirar), presión en el pecho, dificultad para respirar y tos. Con frecuencia la tos se presenta por la noche o en las primeras horas de la mañana.

El asma afecta a personas de todas las edades, pero por lo general comienza durante la infancia. En los Estados Unidos hay más de 25 millones de personas con asma comprobada. De estas personas, cerca de 7 millones son niños.

Si bien en los últimos años los estudios sobre el asma han alcanzado un nivel de desarrollo importante y han permitido una profunda comprensión del paciente, todavía hay mucho por hacer en materia de educación al paciente, sobre todo en cuanto al reconocimiento del tipo de asma que padece y su control.

¿Qué es el asma grave?

Es un subtipo de asma con características de severidad que representa un reto para la medicina, dado su complejo control con tratamientos estándar.

La patología afecta los pulmones y estrecha las vías respiratorias, dificultando el intercambio de oxígeno y dejando sin aliento a quien la padece.

La termoplastia bronquial, un salvavidas para el asma
Seis claves del asma grave

1. Prevalencia y mortalidad

Se estima que en el mundo hay 339 millones de personas que viven con asma, de las cuales el 5 % al 10 % están diagnosticadas con asma grave.

Es importante tener en cuenta que el asma puede ser una afección mortal: se estiman unas 250,000 muertes anuales por asma a nivel mundial.

2. Síntomas

Los síntomas más comunes que presenta el paciente son tos, sibilancias, dificultad para respirar y presión en el pecho. A esto se suma, la presencia de episodios de crisis frecuentes que evidencian la falta de eficacia del tratamiento vigente.

3. Exacerbaciones

La enfermedad puede ser tan severa que los pacientes con asma grave tienen 5 veces más probabilidades de presentar episodios de crisis en relación con aquellos que sufren de asma leve/moderado. Según las guías, una persona con diagnóstico de asma grave tiene en promedio 2 agudizaciones al año con uso de corticoide sistémico.

4. Calidad de vida

El impacto de la enfermedad es tan fuerte, que los pacientes deben planear su día pensando en sus pulmones, haciendo que hasta las tareas más simples del día se conviertan en las más difíciles. 

5. Diagnóstico

Es fundamental evaluar los síntomas, medicamentos utilizados, número de exacerbaciones y presencia de enfermedades adicionales. La ruta del paciente para llegar al diagnóstico y tratamiento puede ser larga, ya que se deben tener en cuenta diferentes factores tales como; número de episodios de crisis, hospitalizaciones, ausencia de mejoría, afectación de la calidad de vida, entre otros.Por lo anterior, se debe verificar si los síntomas persisten y evaluar los siguientes puntos antes de considerar cambiar una terapia:

1. ¿Se usa el inhalador correctamente?

2. ¿Existe una pobre adherencia a la terapia?

3. ¿Hay exposición persistente a agentes sensibilizantes en el hogar o el trabajo, incluidos alérgenos, humo de tabaco, contaminantes del aire interior o exterior, o sensibilidad a medicamentos?

4. ¿Tiene la persona un diagnóstico incorrecto?

5. ¿Hay algún otro trastorno que ayuda a los síntomas y/o mala calidad de vida?

6. Subtipos de asma grave

Existen diferentes tipos de asma grave y cada uno requiere de un tratamiento alineado a su condición clínica. Dentro del asma grave el fenotipo eosinofílico representa entre el 36 % y el 79 % de los pacientes con esta condición y es causante de que las personas que padecen esta patología tengan exacerbaciones repetidas y visitas frecuentes
a la sala de emergencias, a pesar de utilizar crónicamente los corticosteroides orales.

Lea además: Cigarrillos electrónicos: una tendencia sin ninguna regulación en Colombia

Causas del asma

No se sabe cuál es la causa exacta del asma. Los investigadores creen que ciertos factores genéticos y ambientales interactúan para causar el asma, generalmente en los primeros años de la vida.

1. Una tendencia hereditaria a presentar alergias llama atopia.

2. Presencia de asma en el padre o la madre.

3. Ciertas infecciones respiratorias durante la infancia.

4. Contacto con alérgenos que se transportan por el aire o exposición a algunas infecciones virales en los primeros meses o años de vida, cuando el sistema inmunitario se está desarrollando.

Diagnóstico

Su médico le diagnosticará el asma con base en sus antecedentes personales y familiares de salud, el chequeo físico y los resultados de unas pruebas.

El especialista determinará además la gravedad del asma, es decir, si es intermitente, leve, moderada o grave. Puede recomendarle que vaya a un especialista de asma si:

1. Necesita pruebas especiales para diagnosticar el asma.

2. Ha tenido un ataque de asma que pudo haber sido mortal.

3. Necesita más de un tipo de medicina o dosis más altas de la medicina para controlar el asma, o en general se le dificulta controlar bien el asma.

Lea además: Cigarrillos electrónicos: una tendencia sin ninguna regulación en Colombia

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad