“El proselitismo armado es inaceptable”: presidente del Senado

Febrero 22, 2016 - 12:00 a. m. 2016-02-22 Por:
Katherine Vega | Colprensa

Presidente del Senado, Luis Fernando Velasco, dice que es positivo que ahora las Farc expliquen en los pueblos por qué están haciendo la paz.

[[nid:448069;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/07/a12prot26jul15n1photo01.jpg;full;{Presidente del Senado, Luis Fernando Velasco, Foto: Elpais.com.co|Colprensa}]]

Aunque por estos días hay dificultades en el proceso de paz, el presidente del Senado, Juan Fernando Velasco, manifiesta su optimismo sobre la  firma del acuerdo. Resalta que en su momento será necesario crear un acuerdo con la oposición de derecha. Lea también: Las dudas que rodean la 'pedagogía armada' de las Farc

En diálogo con Colprensa, Velasco aseguró que aunque reconoce las capacidades del gabinete del presidente Juan Manuel Santos, esperaría que para sacar adelante el proceso de paz se reflejen las regiones y, si el presidente lo decidiera, la Unidad Nacional se extendiera con la más dura oposición.

Señala también que se le cumplirá legislativamente a la paz, que no habrá mayores obstáculos para modificar la Ley de Orden Público y que a inicios de marzo se hará el debate sobre Reficar. El presidente del Congreso también habló sobre los recientes escándalos de la Policía, que salpicaron a un senador activo, presuntamente implicado en favores sexuales a cambio de ascensos. Dijo que el senador Hernán Andrade, quien denunció el caso, debe entregarle el caso a la Comisión de Ética.

 ¿Para qué son las sesiones extras que empezaron esta semana?

El Gobierno convoca básicamente para que el Congreso estudie una reforma a la Ley de Orden Público, para que se le devuelvan unas facultades que han tenido los últimos cuatro presidentes de Colombia: decretar unas zonas de concentración en dónde reunir un grupo insurgente y levantar órdenes de captura en el marco de un proceso de paz.

 ¿Tendrá una buena recepción ese pedido?

Lo que me lleva a pensar que sí es que el expresidente Álvaro Uribe presentó un proyecto de ley con las mismas facultades y en su momento el Congreso se lo apoyó. Y, especialmente, porque marca una diferencia con la zona de El Caguán. En ella se hizo una concentración y se levantaron órdenes de captura, pero para iniciar un proceso de paz la gran diferencia es que acá se hace lo mismo para pactar desarme y fin de la guerra.

 ¿No se hará más difícil el debate por la aparición de las Farc en La Guajira haciendo proselitismo con armas?

Me parece que fue un error de sentido político de las Farc aparecer en una población, hacer una concentración y darse seguridad con los propios guerrilleros. Obviamente rechazo ese proselitismo armado, pero también eso tiene un elemento que vale la pena que revisen: Usted ya está viendo a una guerrilla que llega a un sitio no a hacer la guerra, sino a explicar por qué hace la paz.

 Con la firma de la paz, que parece inminente, usted ha dicho que debe haber una recomposición del gabinete del presidente Juan Manuel Santos, que entren sectores de izquierda, académicos, gente de las regiones...

Los países pasan por un punto de quiebre y en el nuestro me gustaría ver a todo el país generando consensos para superar las condiciones que nos llevaron a la guerra. Ese país tiene que expresarse en el gabinete. Me gustaría uno con gente que realmente haya vivido en las regiones y entienda lo que está pasando. Reconozco que en el gabinete  hay personas con gran capacidad, pero critico que veo un gabinete completamente elitista, que representa solo tres universidades privadas de Bogotá y no a las regiones.

 También a los sectores políticos...

 Guardo la esperanza de que en algún momento, frente a los avances del proceso, el país pueda hacer un tipo de pacto político para la paz. Y ese pacto se hace entre las distintas fuerzas políticas, incluyendo la oposición y no me parecería descabellado que se pensara en un gabinete de Unidad Nacional, extendiéndola no solo a aquellos grupos políticos que hacen parte de una coalición de gobierno, sino de otras fuerzas políticas, incluso las de la oposición.Estoy hablando que en algún momento me gustaría que en Colombia fuéramos capaces de hacer, aunque sea, unos mínimos acuerdos con la oposición de derecha, para tratar de ratificar los acuerdos.

 ¿Cómo ve la coalición de la Unidad Nacional?

La coalición de Unidad Nacional ha sido muy eficaz, porque le ha entregado al Gobierno el marco legislativo que le ha permitido desarrollar un proceso de paz. Si ha habido un aliado serio para este proceso de paz, ha sido el Congreso de la República, en donde incluso no solo la Unidad Nacional, sino fuerzas independientes han colaborado. Ahora lo que hay que pensar es si el presidente y el país están interesados no solo en una coalición legislativa, sino en una coalición política amplia.

 ¿Entonces cree que, como ha dicho el senador Roy Barreras, es necesario hacer una nueva coalición para la paz?

La coalición en el legislativo ya existe. Es que el Polo, Alianza Verde y Opción Ciudadana han venido ayudando a la construcción de todos estos instrumentos para la paz. Eso ya existe, pero en el Congreso lo que habría que pensar es si esa coalición también se amplía al gobierno; esa es una decisión que toma el presidente.

 Hay varias cosas que deben sacar este año en el Congreso, como por ejemplo, el tribunal de aforados...

Es la Ley Estatutaria de Justicia. Ya salió de comisión primera de Cámara, pasará a plenaria. Vienen también proyectos de origen parlamentario muy importantes. Tenemos que hacerle la segunda vuelta al acto legislativo para la paz. Es el remate de esa legislatura  en la que quiera Dios, no me equivoque, se va a firmar un acuerdo que va a cambiar muchas de la situaciones del país, para bien.

 ¿Si el plebiscito sale se estaría cruzando la campaña con el proceso de la segunda vuelta del acto legislativo?

Puede ser y lo haríamos, porque existen colombianos que creemos que no podemos perder esta oportunidad, que hemos venido buscando en los últimos 60 años, para acabar esta guerra.

 La Corte Constitucional dijo que faltaba su firma en el proyecto del plebiscito...

Hubo una diferencia de apreciación. Quien tiene que enviar esos documentos a la Corte es el secretario general, él es el que funge como notario de las actuaciones del Congreso, o sea que certifica que eso pasó. Él las envió. La Corte Constitucional consideró que además de la firma del secretario debería estar la firma de los presidentes de Cámara y Senado. La decisión fue no generar una discusión, sino que le enviamos inmediatamente esos documentos con nuestras firmas.

 ¿Y el Código de Policía?

Es un proyecto que considero prioritario, aunque yo hubiera sacado algo más ambicioso. Los recientes escándalos nos llevan a pensar que necesitamos una Policía mucho más cercana a los alcaldes, que de verdad el policía sea la primera autoridad de seguridad del municipio. Y ese código todavía es muy tímido.

 Sobre esos escándalos, el senador Hernán Andrade dijo que conoció un abuso de un senador activo a su escolta, ¿van a debatir eso en el Congreso?

Este no creo que sea un debate de Congreso. Creo que no lo hizo de mala fe, conozco y tengo el más alto concepto del senador Andrade, creo que fue un error de apreciación lo que lo llevó a no hacer lo que debía en su momento, que fue entregar esa información inmediatamente a la Comisión de Ética, así como del señor general que informó al senador Andrade, porque también le faltó entregar esa información a la Procuraduría. Yo le solicito al senador Andrade que le entregue eso a la Comisión de Ética para un proceso político y, si cabe uno disciplinario, y aún, si evidentemente hay un acoso o un abuso, uno penal, pues que pueda llegar a la Corte Suprema. Pero el Congreso se va a dedicar a sacar unas buenas leyes y unos buenos debates, como es el de Reficar, que se hará en los primeros días de marzo, dentro de las sesiones extras.

Lee todo el contenido de El País sin límites. Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS