"El 2 de octubre no se va a votar por la paz": Óscar Iván Zuluaga

"El 2 de octubre no se va a votar por la paz": Óscar Iván Zuluaga

Septiembre 30, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Óscar Iván Zuluaga, precandidato a la Presidencia del Centro Democrático.

Óscar Iván Zuluaga, precandidato del Centro Democrático, dice que ese día se va a votar por unos acuerdos. “El ‘No’ ha crecido en silencio”.

A tres días del plebiscito, ¿cómo está la campaña por el ‘No’?

A pesar de todos los desequilibrios, desigualdades y la falta de garantías que hemos advertido, el ‘No’ ha ido ganando un espacio muy importante y va creciendo como una mayoría silenciosa. Pienso que el ciudadano el día de la votación  va a votar con mucha más conciencia de lo que se piensa. La  experiencia que tengo es que en la medida en que conocen y escuchan argumentos, tienen más elementos  de juicio y les llama mucho más la atención el voto por el No. Estamos muy satisfechos de que haya crecido el respaldo ciudadano. Lea también: ¿Qué pasaría si gana el No en el plebiscito?

¿Tras esas denuncias de falta de garantías va ya implícito un mensaje del Centro Democrático de que no van a ganar?

No, lo que estamos denunciando es la realidad para que el ciudadano entienda el desequilibrio que hay y también valore el esfuerzo que nosotros hacemos. Es que todo empezó cuando se redujo el umbral. El umbral se redujo con el  argumento de que era muy alto y entonces había que bajarlo para facilitar la aprobación  del plebiscito; se negó el financiamiento público, todas las campañas políticas  en Colombia lo tienen y esta es la única que se negó porque el Gobierno sabe que es muy  difícil que los empresarios por temor le den plata al No. Ha habido  una gran presión a alcaldes y gobernadores; incluso los nuestros, que se sienten atemorizados porque les ha dicho gente del gobierno que si no votan por el Sí no van a tener acceso  a los recursos y los  proyectos. 

Todos los funcionarios públicos están  trabajando por el Sí con nuestros recursos; imagínese esa presión. La pregunta tampoco cumple  lo que la sentencia de la Corte establece; debe  ser neutra y no llevar la palabra paz y la pregunta induce al Sí y lleva la palabra paz; pero no lleva la palabra Farc y la respuesta del  Gobierno es que yo hago lo que se me da la gana. Esto que recién  ha ocurrido con el tema de la Registraduría muestra que el sistema es vulnerable y para nosotros es fundamental tener la  tranquilidad de que no habrá esa vulnerabilidad el día de la elección porque ya hemos tenido experiencias en transmisión de datos  y entonces un sistema que no ofrezca esa confiabilidad y que sea vulnerable, no ofrece ninguna garantía. De tal suerte  que son muchos hechos. La pauta pública, ¿quién está pagando los comerciales  supuestamente de  pedagogía que son  comerciales en favor del sí?, pues son  pagos con los impuestos, pero a pesar  de todo eso hemos dicho que  tenemos una ilusión muy  grande de que los argumentos que  hemos expuesto a los colombianos  movilicen una gran votación por el No.

¿Mantienen entonces la fe de que el No puede ganar?

Claro, el No es una opción política real. Esta es una elección muy difícil de predecir o anticipar. Hace 59 años  Colombia no hace un plebiscito y para nuestra generación esta es la primera vez; esta no es una campaña unipersonal, uninominal  y pienso que los ciudadanos tienen mucha más conciencia, pero es muy difícil advertir  el patrón de comportamiento de la ciudadanía. Por ejemplo, ¿va a haber un altísima  abstención? Está por verse. Cómo va a ser la composición del voto cuandono hay ni siquiera una opción del  voto en blanco, es la primera vez que tenemos eso. Luego, es muy difícil predecir y por eso  los resultados que dan las encuestas no estoy  tan seguro de que reflejen lo  que va a ocurrir el día de la elección. 

¿Cómo vio el hecho de que Álvaro Uribe y Alejandro Ordóñez compartieran tarima en Cartagena? Ese día el doctor Ordóñez hizo su aparición porque se había retirado de la Procuraduría y regresaba del exterior. Era la primera aparición pública que hacía como ciudadano, promoviendo y uniéndose al grupo del No. Ese día, incluso, no estaban  en Cartagena ni Carlos Holmes ni Iván, estaban cumpliendo trabajos en otras ciudades, y yo estaba en Cartagena, pero atendiendo otros asuntos y cuando llegué al sitio  ya el procurador  estaba allí”.

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad