Bloque legislativo, la alianza en el Congreso que tiene en apuros al Gobierno

Bloque legislativo, la alianza en el Congreso que tiene en apuros al Gobierno

Abril 07, 2019 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País
Bloque legislativo

Tres partidos (Liberal, La U y Cambio Radical) que se declararon en independencia, el pasado miércoles anunciaron trabajar en bloque para sacar adelante sus proyectos en el Congreso de la República.

Colprensa

Hoy arranca en la Cámara de Representantes el estudio en plenarias de las seis objeciones a la Ley Estatutaria de la Jurisdicción Especial de Paz (JEP), presentadas por el presidente Iván Duque.

Allí se deberá discutir el informe de dos ponencias: uno a favor y otro en contra. Mientras que la semana pasada el presidente Iván Duque aseguró que algunos políticos quieren convertir esta discusión en una puja contra su Gobierno.

Así mismo indicó que este es un debate que no se puede reducir a vencedores ni vencidos, sino que debe primar el interés del país y la construcción de una paz que una a los ciudadanos.

Pero el trámite, que ya tiene en contra a la mayoría de los congresistas que integran la comisión accidental creada para tal fin, suma además, al bloque de legisladores que la semana pasada se unió para presentar varios proyectos y decirle al Gobierno que protegerá el Acuerdo de Paz.

Se trata de los partidos Liberal, Cambio Radical y La U, que radicaron una serie de proyectos que impulsarán de forma conjunta, incluida la reforma a la justicia que el año pasado intentó sin éxito el gobierno Duque.

Y en efecto, el gobierno tiene razones para preocuparse, porque lo ocurrido esta semana ratificó lo que ya venían diciendo diversas voces: el presidente Iván Duque, sin haber cumplido todavía su primer año de mandato, enfrenta un problema de gobernabilidad.

Lo que más preocupa en el alto gobierno es que a la denominada Nueva Alianza, se podría sumar el bloque de los opositores, en donde están las bancadas de los partidos Alianza Verde, Polo Democrático, Decentes y Farc, lo que haría muy complejo que el presidente Duque y sus ministros logren el apoyo a alguno de sus proyectos.

Lea también: Francisco de Roux habla sobre la JEP: "está en juego una causa más grande que los partidos"

Aunque la situación es relativamente nueva en la política colombiana (muy pocas veces ha ocurrido que el gobierno no tenga unas mayorías fijas en el Congreso), sí era una posibilidad real contemplada por Duque desde que se posesionó en agosto pasado y decidió trabajar sin depender de lleno de los partidos.

Según Duque, esa estrategia que emplea se fundamenta en el respeto a la independencia de poderes, en donde él, como Presidente de la República, no interfiere para imponer las normas sino que deja que se dé la deliberación necesaria.

Y si es por independencia, el Congreso de la República ha mostrado por el momento, que la está ejerciendo de lleno. En diciembre, aprobó una reforma tributaria muy diferente a la que llevó el Gobierno, y con la que esperaba recoger $14 billones. Al final, el recaudo quedó en poco más de $7 billones.

Así mismo, en la Cámara de Representantes, pasó con la reforma a la Justicia, la reforma Política, que alcanzó a ser votada en cuarto debate, pero más por formalismo, ya que todo apunta a que sucumbirá en su segunda vuelta. Y puso en aprietos la aprobación en primer debate del Plan Nacional de Desarrollo.

Frente a este complejo momento, el analista político Alejo Vargas sostiene: “el presidente Iván Duque desde el principio planteó una relación entre el Ejecutivo y el Congreso en la que se hicieran consensos alrededor de discusiones de los temas de país. Eso en teoría es perfecto, pero en ningún sistema político funciona de esa manera. Siempre se buscan alianzas que respalden al Gobierno, y en estos momentos el presidente no las tiene. Eso no quiere decir que en algunos temas no se pueda lograr consensos”.

Así mismo, el politólogo de la Universidad Externado, Jorge Iván Cuervo, asegura que la forma de lograr salvar su agenda legislativa con este nuevo bloque —que ante el Estatuto de Oposición está declarado independiente— es lograr acuerdos programáticos, cambiar posturas en determinados temas; sin embargo, es claro que “el Centro Democrático no lo va a permitir. Y en caso de que el Presidente lo haga, terminará teniendo a su propio partido de opositor”.

El analista advierte que los partidos Liberal y La U tienen verdaderas razones, sobre todo en temas de paz, para desligarse del Gobierno, pero Cambio Radical estaría buscando despejar su camino electoral de cara a las elecciones de octubre e incluso, las presidenciales para Germán Vargas Lleras.

Los votos

Los representantes a la Cámara Jaime Felipe Lozada (Conservador) y Álvaro Hernán Prada (Centro Demo- crático) radicaron ante la secretaría del legislativo un informe de acepta- ción a las objeciones a la JEP.

Mientras que los presentantes John Jairo Cárdenas (La U), Carlos Ardila (Liberal), David Racero (Decentes), Juanita Goebertus (Alianza Verde) y José Daniel López (Cambio Radical), tiene ponencia negativa.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad