Así es la lucha entre el SÍ y el NO por los indecisos frente al plebiscito

Así es la lucha entre el SÍ y el NO por los indecisos frente al plebiscito

Septiembre 04, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Así es la lucha entre el SÍ y el NO por los indecisos frente al plebiscito

El lunes, cuando el Congreso debía decidir si aceptaba o no la convocatoria del Plebiscito por la Paz, la oposición llevó al Congreso dumies de ‘Timochenko’ con la banda presidencial. Los promotores del Sí, adornaron con bombas blancas.

Por primera vez habrá funcionarios abiertamente promoviendo ideas y opiniones; y, en esta oportunidad el Estado no aportará recursos. Así trabajan las campañas del Plebiscito por la Paz.

La jornada electoral del 2 de octubre será histórica en Colombia. No solo porque los ciudadanos tienen el poder de decidir si se implementan o no los primeros acuerdos logrados entre el Gobierno y las Farc para terminar el conflicto armado.

También por las condiciones propias de la campaña: solo serán cuatro semanas para promover el voto por  el Sí o por el No; por primera vez habrá funcionarios abiertamente promoviendo ideas y opiniones; y, en esta oportunidad el Estado no aportará recursos, es decir, no se retribuirá financiación por votos obtenidos, como ocurre en elecciones presidenciales, parlamentarias  o de autoridades locales.

Entonces, como el tiempo apremia,  desde el miércoles, cuando el Consejo Nacional Electoral, CNE, fijó la reglamentación para la campaña, los promotores del Sí y del No se lanzaron al agua.

El Partido Liberal y el Centro Democrático fueron los primeros en inscribirse por circunscripción nacional, mientras que en el Valle del Cauca el paso lo dieron primero los de ‘Ciudadanos del Valle por el No’, comandados por Christian Garcés, exsecretario de Planeación Departamental.

Lea también: Primeras campañas por el plebiscito ya se inscribieron ante el CNE

El Frente Cívico de Cali por el Sí al Plebiscito, dirigido por Óscar Gamboa, asesor de Paz del Municipio, hará oficial el comité esta semana.

Pero la lucha que se libra en redes sociales y medios de comunicación es de pesos pesados y con graves acusaciones de lado y lado.  Mientras los impulsores del No sostienen que el juego es sucio porque el Gobierno dispone de recursos públicos y de toda la maquinaria, los del Sí sostienen que la oposición con mentiras está enlodando los esfuerzos de cuatro años que permitieron un acuerdo de paz.

Lea también: Así serán las cinco semanas cruciales para el plebiscito

Sin embargo, y pese a las disputas, Pedro Viveros, especialista en marketing político, asegura que esta campaña también será especial porque no habrá ‘guerra sucia’.

Explica que el Centro Democrático, desde que lanzó su campaña vendió la imagen de que ellos también tienen algo positivo para ofrecer si no se firman los acuerdos de paz.

Sostiene que, será el Sí el que crezca durante las próximas semanas, porque estratégicamente el presidente Juan Manuel Santos anunció la firma final con ‘Timochenko’, máximo jefe de las Farc, el 26 de septiembre, y la efervescencia estará viva  el día de las elecciones. En cambio, al No “poco a poco se le han desgastado los argumentos”.

Lea también: Arrancó en Cali la campaña por el Sí al plebiscito por la paz

Los del Sí

El Sí tiene a su favor varias estrategias. Entre ellas la firma  de la paz, que se dará seis días antes de que los colombianos lleguen a las urnas. Y aunque las Farc no hagan campaña, están asestando puntos con anuncios como  la entrega de los menores de edad que estaban en sus filas, que tanto exigía la oposición.  

Óscar Gamboa, asesor de Paz del Municipio y director del  Frente Cívico de Cali por el Sí al plebiscito, dijo  que convocará a una marcha multitudinaria el 30 de septiembre  que marcará el pulso de lo que será la votación del domingo 2 de octubre.

Gamboa explica que, pese a que el Gobierno  también está haciendo la campaña por el Sí y puede poner “mucha maquinaria”, lo que quiere es que se promuevan las manifestaciones sociales.

Y eso es lo que hará Luis Felipe Rodríguez, activista LGTBI que logró el matrimonio igualitario, y quien sostiene que esta comunidad promoverá el Sí porque también han sido víctimas de la violencia y “el apoyo es una muestra de gratitud con el Gobierno”.

La ministra de Trabajo, Clara López, quien creó el Comité Un millón de Mujeres por el Sí,  dice que el movimiento ha crecido por el acompañamiento de diferentes plataformas sociales como sindicalistas y centrales obreras.

Las reglas

El CNE planteó topes de financiación según las categorías de los comités, nacional, departamental o municipal, que deben tener gastos máximos de $3920 millones  y mínimo de $130 millones.

Aclara que los aportes, donaciones y gastos deben ser relacionados y reportados al sistema de Cuentas Claras, incluyendo las donaciones que se hagan por  medio electrónico.

Sobre la publicidad,  se estipuló que debe haber imparcialidad, pluralismo y equilibrio  en el manejo de la información de las campañas.

Para vigilar, los medios cada semana deben emitir un informe al CNE con las pautas que cada campaña hizo.

Los del No

Con afiches, volantes, participando en foros, encuentros culturales y académicos, y valiéndose de las redes sociales, los promotores del No tratarán de convencer a los indecisos  de votar en contra de los acuerdos firmados en La Habana para terminar el conflicto.

El codirector nacional de la campaña del Centro Democrático, Carlos Holmes Trujillo, aseguró que “no habrá espacio público que no ocupen con los argumentos para votar en favor de tener un mejor acuerdo de paz real”.

Lo propio sostiene Christian Garcés, dirigente del comité de Ciudadanos del Valle por el No, quien dice que en medio de la desigualdad de condiciones, “nosotros haremos una campaña a través de los debates y trabajando persona a persona, distribuyendo volantes y aprovechando los espacios que deben ofrecer los medios de comunicación”.

Esta campaña cívica se inscribió el viernes con el respaldo de 156 ciudadanos que rechazan  que los jefes guerrilleros  que ordenaron crímenes atroces contra campesinos, raptaron menores de edad, cometieron violaciones y genocidios, no vayan a pagar un solo día de cárcel; que además puedan ser elegidos gobernantes “dando un pésimo ejemplo” y que no “reparen a las víctimas con el dinero del narcotráfico con el que se hicieron ricos”.

La Cancillería de Colombia informó que en el exterior se dispondrán 1372 mesas habilitadas en las distintas embajadas y consulados de Colombia para que las 599.026 personas que hacen parte del censo electoral participen en las elecciones del 2 de octubre.

Las encuestas también fueron reglamentadas por el Consejo Nacional Electoral.  Una de las condiciones es que deben tener una muestra como mínimo de mil personas y se podrán publicar solo hasta el martes anterior a la fecha del plebiscito; es decir hasta el 27 de septiembre. Quienes no cumplan las condiciones podrán ser multados.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad