"A finales de año podríamos tener las primeras decisiones": Presidenta de la JEP

"A finales de año podríamos tener las primeras decisiones": Presidenta de la JEP

Abril 17, 2019 - 11:15 p.m. Por:
Juan Pablo Gómez / Colprensa 
En la foto: Patricia Linares, presidenta de la JEP.

En la foto: Patricia Linares, presidenta de la JEP.

Colprensa

Patricia Linares, presidenta de la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, reconoce que aún hay mucha gente que tiene “desconfianza y reserva” frente a ese tribunal. Más aún con las tormentas que iniciaron con la detención del fiscal Carlos Bermeo y continuaron con las objeciones presidenciales a la Ley Estatutaria y el llamado de la Comisión de Acusaciones por presuntas irregularidades en la contratación de la entidad.

A los constantes ataques verbales desde el Centro Democrático, contestó con una carta al senador Álvaro Uribe, en la que le pedía el uso de un lenguaje moderado. “Están en todo su derecho en hacer propuestas, incluidas las de las reformas, están en todo su derecho, pero desde un lenguaje democrático”, dice.

Lea también: Comisión de acusaciones abre investigación previa a Patricia Linares, presidenta de la JEP

En entrevista con Colprensa, habla además de los respaldos internacionales a la JEP y del funcionamiento del tribunal.

Mientras múltiples voces de organismos multilaterales y embajadores europeos expresan su respaldo a la JEP, internamente parece que el mensaje va en contravía. ¿Qué lectura hace de eso?

Eso no es tan raro ni tan ajeno a este tipo de procesos. Las primeras fases son supremamente difíciles. Es más fácil que afuera, que se mira con más serenidad, más objetividad y sin estar afectados por el dolor que puede suponer haber sido víctima directa o indirecta, que vio el horror que suponen los crímenes de guerra o de delitos de lesa humanidad, que en un contexto que ha mantenido esa situación durante más de medio siglo. Por eso no es extraño que haya mucha desconfianza, mucho miedo a qué es lo que va a pasar. (Afuera) analizan de manera objetiva cuál es el contenido y el alcance, las características del modelo y es un modelo que ofrece no impunidad, verdad plena y reparación integral a través de justicia restaurativa.

Ese es uno de los puntos de más crítica: la impunidad. ¿Qué responderles a quienes insisten en ello?

Que nos den tiempo. Que nos den los recursos y, cuando hablo de recursos, no me refiero a los financieros, sino normativos. Por eso la insistencia de tener una Ley Estatutaria. Nosotros podemos funcionar y hemos funcionado porque así lo dispone la Constitución, en su Artículo 5 Transitorio, que tenemos que funcionar aun sin las normas especiales, pero cada día será más difícil. Entonces, que nos den la oportunidad de tener esos recursos normativos para avanzar y serán nuestras decisiones las que van a permitir que la gente vea que en realidad no hay impunidad.

Pero dicen que ustedes deben empezar a mostrar decisiones…

Estamos hablando de medio siglo de guerra, diez millones de víctimas registradas, miles de comparecientes, hasta hoy postulados a la Jurisdicción alrededor de doce mil; no puede esperar la ciudadanía que tengamos decisiones en un mes o dos meses. Estos se construyen, por ejemplo, a través de grandes casos. A un solo caso, que es el 001, que la gente conoce como el de los secuestros, están hoy vinculados más de nueve mil víctimas y más de mil comparecientes. Cualquier tribunal parecido que haya operado en el mundo, en promedio se ha demorado entre cuatro y cinco años para la primera decisión. Si usted se va a la Corte Penal Internacional, CPI, se tomó diez años para la primera decisión. No se trata de que nos vamos a tomar el mismo tiempo, pero sí a finales de este año yo creo que podríamos tener las primeras decisiones y ahí la gente va a poder estar tranquila al observar que sí se van a aplicar sanciones.

¿Serían del caso 001?

Yo no me pronuncio sobre casos particulares. Hay siete casos que están andando.

¿Qué retrasos les ha generado la no firma de la Ley Estatutaria?

A medida que avanza el tiempo y que avanzan los casos, cada día el tema va a ser más complejo. Tendremos que seguir administrando justicia con lo que hay. Lo que pasa es que si tenemos Ley Estatutaria, las siguientes fases van a ser menos difíciles.

¿Por qué?

En el mundo jurídico una ley estatutaria es de mayor jerarquía que una ley ordinaria y, si usted tiene en la estatutaria una norma que le dice X audiencia es reservada, pues basta que lo diga y nadie lo discute. Mientras que si usted no tiene esa norma especial, de mayor jerarquía, el juez tiene que hacer toda una construcción a partir de las fuentes de derecho que establece la Constitución y esto hace que los distintos actores del proceso puedan sentir inseguridad jurídica, porque van a decir: esa es su interpretación de todo esto y pueden acudir a un recurso, a un derecho de petición, a una tutela y eso va dilatando algo que podía estar ya resuelto de manera definitiva aplicando la Ley Estatutaria.

¿Qué argumentos ofrecieron ustedes en la Cámara de Representantes sobre las objeciones?

Hicimos una exposición técnica de cómo leemos las objeciones nosotros y por qué consideramos que son de inconstitucionalidad y no objeciones por conveniencia. Hemos hecho una exposición técnica, no entramos en debates ni en controversia, sino que es nuestra lectura jurídica del tema.

¿Pero estaban haciendo lobby en el Congreso de la República?

Nosotros no estamos haciendo lobby, nunca lo hemos propiciado. No interferimos, no promovemos, no intervenimos en debates políticos.

¿Ha hablado con el presidente Iván Duque sobre el tema de las objeciones a la Ley Estatutaria?

Al día siguiente de que presentó las objeciones, hablamos por teléfono, muy gentil él, y comentamos lo que fue su decisión. Obviamente, nosotros la acatamos, la respetamos y conversamos sobre el pronunciamiento que yo había tenido llamando a la tranquilidad.

¿Con la carta a Álvaro Uribe, pidiéndole moderación en el lenguaje sobre la JEP, se cansaron de las ofensivas en su contra?

Mi único propósito con esa nota fue llamar a la necesidad de un lenguaje democrático para seguir avanzando en exponer diferencias. Había una serie de hechos objetivos, tangibles, que van desde el lenguaje hasta expresiones gráficas que ponen en entredicho no solo el mandato de la JEP sino la idoneidad de sus magistrados, la idoneidad de todas las personas al servicio de la Jurisdicción y que en un ambiente exacerbado, como el que se está produciendo por razones políticas, sobre las cuales no nos pronunciamos, pueden tener riesgo.

Le hice un llamado muy respetuoso al expresidente, hoy director del partido de Gobierno, para que nos ayudara a propiciar un lenguaje sereno, democrático, no para que no digan lo que quisieran decir.

¿Y cómo recibió la respuesta del expresidente y senador?

Él responde como considera y yo siempre recibo con tranquilidad las distintas expresiones. Me parece que fue un mensaje también respetuoso.

Otra de las polémicas fue sobre los contratos, pero ustedes publicaron en su página web toda la relación. ¿Para quién era ese mensaje?

No se trata de darle ejemplo a nadie. Lo que nosotros desde el comienzo acordamos, y así está establecido en el reglamento interno, es que vamos a acudir a todas las prácticas de transparencia para que la ciudadanía y las víctimas, la comunidad internacional que ha apoyado tanto este proceso, tengan tranquilidad de qué hacemos, cómo lo hacemos, por qué lo hacemos y cómo eso se materializa en la contratación que corresponde.

¿Espera que con ello crezca la confianza de la ciudadanía en la JEP?

Yo diría que no es la ciudadanía, sino ciertos sectores que han desconfiado desde el inicio mismo del proceso de paz, que tienen reservas, que tienen preguntas, que cuestionan muchas actuaciones, pero, como lo decimos nosotros, si tienen alguna pregunta o inquietud, acá están las puertas abiertas para contestarles.

Pero ha habido un ánimo de ciertos sectores de desprestigiar, de cuestionar y este es un tema que se presta para resolver eso. Por eso, qué mejor que la transparencia y la publicidad para dejar en claro cualquier tipo de observación que haya sobre el particular.

Finalmente, ¿qué tanto impacto cree que produjo la captura del fiscal Carlos Bermeo?

Indudablemente, en cualquier organismo del Estado y en una entidad que administra justicia, un caso de corrupción afecta de manera grave. A nosotros nos impactó mucho, nos dolió profundamente, porque estamos avanzando en un camino de construcción de credibilidad. Aclarando, como debo hacerlo, que la Unidad de Investigación es uno de los tres componentes dentro de la JEP, y que su director es autónomo en el nombramiento y en las decisiones, y le tocó afrontar una decisión difícil que, por fortuna, ya está en manos de las autoridades y serán ellas las que tomen decisiones.

"La paz requiere de espíritus sosegados, de un lenguaje democrático, sereno, sincero y conciliador; el lenguaje que necesita Colombia para por fin pasar la página extensa de la guerra". 

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad