Paola Arenas y Diana Rojas, dos de las caras nuevas que llegan a la Asamblea del Valle y el Concejo de Cali

Escuchar este artículo

Paola Arenas y Diana Rojas, dos de las caras nuevas que llegan a la Asamblea del Valle y el Concejo de Cali

Noviembre 12, 2019 - 12:54 a. m. Por:
Carolina Jojoa - reportera de El País
Paola Arenas y Diana Rojas, dos de las caras nuevas que llegan a la Asamblea del Valle y el Concejo de Cali

Paola Arenas es comunicadora de la Universidad Autónoma, abogada de la Universidad Libre y diplomada en Gerencia de Proyectos. a economista Diana Carolina Rojas se desempeñó como jefe de la Oficina Privada del alcalde Armitage.

Foto: Archivo de El País

Paola Arenas y Diana Rojas, son solo dos de las caras nuevas que llegan a la Asamblea del Valle y el Concejo de Cali, respectivamente, hablan de sus retos y expectativas. Su elección en los pasados comicios regionales fue una sorpresa para la que ellas llevan años preparándose.

“Llegó la hora de dejar de estar tras bambalinas”

La comunicadora y abogada Paola Andrea Arenas Mosquera dice que dejó su zona de confort, entregó la posta de su compañía a una persona de confianza y decidió lanzarse por primera vez a un cargo de elección popular confiada en que iba a lograr la victoria en las urnas, y así fue: 16.276 votos en el departamento la ubicaron en el primer puesto en la lista del Partido Verde a la Asamblea del Valle del Cauca.

¿En qué momento tomó la decisión de lanzarse a la Asamblea?

Después de una charla muy confrontadora con mi mamá en abril de este año, ella me dijo: ‘Láncese usted’. Prácticamente me lanzó mi mamá. Es decir, yo no tengo padrino político. Ni Sergio Fajardo, ni Catalina Ortiz, ni Antanas Mockus me llamaron a decirme: ‘láncese’, fue una decisión personal. Ese día empecé a preguntarme si lo que yo estaba haciendo hoy agregaba valor a la siguiente estación de mi proyecto de vida y entonces llegué a la conclusión de que era el momento de dejar de estar tras bamabalinas ayudando a visibilizar a los demás y empezar a poner el pellejo por el propósito que siempre tuve: ayudar a los vallecaucanos.

¿Pero cómo conquistó esos votos en solo tres meses y medio?

Si yo salgo a la luz en tres meses y medio no quiere decir que yo salgo de la nada, no. Durante los últimos 15 años me he dedicado a poner los reflectores sobre el liderazgo de personas y organizaciones tanto del sector público como del privado. Todo ese tiempo yo he hecho política desde la comunicación. Se puede decir que comencé a cosechar lo que había sembrado a largo aliento con un liderazgo muy anónimo.

¿Considera que ganó por votos de opinión?

Sí, pero la gente sataniza mucho eso de que si la campaña fue de estructura o de opinión. Quienes sabemos de marketing electoral y de gobierno sabemos que a las corporaciones no se llega solo a punta de opinión, también se necesita un proceso con una comunidad y trabajar con nichos, como los empresariales. Como tengo tanto amigos en distintos sectores, también es muy posible que mi votación no haya sido exclusiva del Partido Verde, sino de todo tipo. Ese voto de opinión también es de los referentes y validadores.

¿Qué considera que le dio la victoria?

El apoyo de un cúmulo de personas que me han inspirado: Dios, mi esposo, mi hijo. Tengo una infinita gratitud con el equipo de Duvalier Sánchez, que es un fenómeno, agárrense que ahí viene el gobernador del Valle del Cauca. De Catalina Ortiz (Representante a la Cámara), Andrés Ramírez en Jamundí, Óscar Escobar en Palmira, Ana Carolina Quijano, Alejandro Varela, Sergio Fajardo, los congresistas del Verde, y muchos más amigos de vida y trabajo que han estado ahí.

Pero también que hicimos una campaña sencilla y cercana a la gente, aunque fue una lucha de David y Goliat. Nosotros no pusimos pasacalles ni grandes publicidades, me hubiese encantado tener unas vallitas, pero no fueron necesarias. Fue a punta de periódico y empanadas que hicimos una campaña contra las maquinarias y gente muy poderosa. Con muy poco, hicimos mucho.

¿Por qué la Asamblea?

La Asamblea es la junta directiva de la Gobernación y yo veo que esta corporación tiene un rol muy irrelevante en términos de cacaraquear lo que hace. Ojo, no estoy diciendo que los diputados no hagan, pero sí siento que se han quedado cortos en el deber de informar a la ciudadanía lo que está pasando. Mucha gente no sabe lo que hacen los diputados ni para qué sirve la Asamblea. Eso quiero hacer yo.

¿Cómo quiere ser recordada tras su paso por la Asamblea?

Quiero ser la diputada del turismo, la que va a llevar al departamento a ser la región más atractiva del país. Necesitamos que haya una consciencia en el Gobierno Departamental de disparar este sector inyectando presupuesto. El turismo activa el ecosistema emprendedor, y eso en simultaneidad impulsa mi segunda bandera: la felicidad de las familias y la primera infancia, para que tengamos muchos más espacios de encuentro para las familias y las personas de clase media que no tienen una finca ni acciones en un club.

Yo siempre digo: ‘cuando llego, se nota y cuando me voy, se siente’. Y Paola Arenas va a hacer de esta corporación la más famosa del país y voy a dar mucha lora y a poner los reflectores en el Valle para que digan: ‘Esta vieja pasó por aquí y se sintió’.

¿Usted va a hacerle oposición al Gobierno de Clara Luz Roldán?

Estamos en este momento estudiando de la A a la Z su plan de Gobierno, vamos a ser muy rigurosos con el control desde el punto de vista administrativo, social y político.

Es muy peligroso cuando una persona llega a decir: ‘No, estoy en la orilla de la oposición y a todo le digo que no’. No va a ser así, tenemos que sacar adelante muchos proyectos importantes, como el tren de cercanías. Es decir, hay unos temas puntuales que tenemos que unir y para eso vamos a estar en disposición de rodearla en lo que le convenga al interés colectivo del departamento, pero también para nosotros van a ser innegociables los principios en la política y la transparencia en la adjudicación de los contratos y la apertura de las licitaciones. Todo lo que vaya en detrimento del patrimonio de los vallecaucanos ahí estaré vigilando y seré obsesiva con el control político.

Lea además:

“La gente le apostó a la renovación del Concejo”

Con más de 16.000 votos, Diana Carolina Rojas Atehortua, del Partido Liberal, fue la cuarta concejala electa más votada en Cali en estas elecciones, según la Registraduría. Esta economista de 31 años ya lo había intentado antes, en 2007, cuando fue la candidata más joven al Cabildo. Aunque entonces no lo logró, no se dio por vencida y hoy es una de las siete caras nuevas que llegan a “desatornillar” las malas prácticas en la política de la capital del Valle.

¿Cómo se siente con el triunfo?

Me siento muy contenta, con mucha responsabilidad con todas las personas que confiaron en esta candidatura. Sin lugar a dudas seré una concejala que va a representar a todos los ciudadanos que creemos en esta forma de hacer política.

Muchos la recuerdan por haber sido jefe de la Oficina Privada del alcalde Maurice Armitage...

Yo arranqué a hacer política desde hace muchos años, desde el colegio, en la universidad. Fui la candidata más joven en Colombia en aspirar a un cargo público en la última lista independiente al Concejo de Cali. Trabajé en la empresa privada por tres años y medio, después fui gerente de campaña de Juan Fernando Reyes Kuri a la Cámara hace cinco años. Hasta hace un año fui la secretaria privada del Alcalde y pasé a ser jefe de la Oficina Privada.

¿Qué aprendió de esa experiencia?

Estar al lado del Alcalde me permitió conocer mucho más de cerca cómo funciona esta ciudad desde lo administrativo, desde los territorios y desde lo político. Como lo dije en campaña, un reto que tenemos como ciudad es llegar a desatornillar las malas prácticas políticas en el Concejo.

¿Por qué el Concejo?

Porque este es el foro natural de los temas de ciudad. Todas las grandes decisiones de transformar a mediano y largo plazo se debaten aquí, y yo estaba convencida de que quería ser parte de ese proceso. Yo propongo que Cali comience a hablar de área metropolitana: tenemos que planificar el territorio con los municipios aledaños, construir oportunidades de desarrollo. El Alcalde es la cabeza de una ciudad, pero los concejales son el cuello.

¿Por qué cree que la consideran una sorpresa de estas elecciones?

La sorpresa en realidad fuimos siete personas que llegamos nuevas al Concejo, eso no nos lo esperábamos. Ningún analista político daba por sentada una renovación tan alta. Eso habla bien del dinamismo que tuvieron estas elecciones. Creo que es muy importante que podamos dar ese debate desde la renovación de esta junta directiva.

¿Cómo quiere ser recordada tras su paso por el Concejo?

Quiero enfocarme en los temas de mediano y largo plazo, Cali tiene que ser ambiciosa, proyectando una ciudad competitiva con muchas más oportunidades, y sin duda los debates tienen que ser con todo el rigor técnico. Esto es, hablar de área metropolitana, del Plan de Ordenamiento Territorial, de implementar el Distrito Especial, que se haga bien y al mejor costo fiscal posible. Defender programas exitosos como Mi Comunidad es Escuela y DeporVida, y las políticas públicas aprobadas este año, como la de Desarrollo Económico.

Pero uno de mis propósitos más importantes es que el Concejo sea más abierto a los ciudadanos, que la gente sienta mucho más cerca a los concejales y que sepan qué es lo que hacen.

¿Pensaba que esta vez sí podía ganar?

Estas fueron unas elecciones muy difíciles, claro que en campaña siempre tuve toda la expectativa positiva de poder llegar, pero sabíamos que era una lista dura, yo me estaba enfrentando a hijos de políticos tradicionales o políticos que llevaban 30 años en el Concejo. El secreto fue hablarles de frente a los caleños y hacerlos sentir orgullosos de su ciudad y de que merecemos dirigentes a los que les duela Cali.

¿Cuál era su plan B si no quedaba electa?

Seguir trabajando por Cali. Si algo tenía claro es que no me apartaría del tema político, aunque no es fácil porque uno se enfrenta a la desilusión de todos los que creen que lo más fácil es alejarse de la política.

¿Considera que ganó por votos de opinión?

Sí, sin el voto de opinión yo no lo hubiera logrado. Que nosotros hayamos podido competir y ser la cuarta votación más alta, que por encima mío estén votaciones de estructura como Audry Toro y Tania Fernández (de la U), y Fernando Tamayo (conservador), habla muy bien de lo que está pasando en esta ciudad.

¿Usted le va hacer oposición al Gobierno de Jorge Iván Ospina?

Ni me opongo a Jorge Iván Ospina, ni hoy le hago campaña. Yo le apuntaría a que el Partido Liberal debe ser partidario de los temas para avanzar como ciudad, pero también tenemos que hacerle el control político y decirle al Alcalde cuando las cosas no se están haciendo bien o cuando se pueden direccionar muchísimo mejor.

La concejala Clementina Vélez se apartó de su candidatura...

Esa no es nuestra manera de hacer política. Nosotros hablamos de frente y de forma sincera a la gente y ellos le apostaron a la renovación del Concejo y eso se reflejó en las urnas.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad