La mala hora que enfrenta el fiscal general, Néstor H. Martínez

La mala hora que enfrenta el fiscal general, Néstor H. Martínez

Octubre 07, 2018 - 11:40 p.m. Por:
Redacción de El País 
Néstor Humberto Martínez

Néstor Humberto Martínez, fiscal general de la Nación.

Agencia EFE

La polémica parece ser una de las principales funciones del actual fiscal general de la Nación, Néstor Humberto Martínez.

Y esta semana esa ‘tarea’ corrió por cuenta de una diligencia que personal a su cargo hizo en la sede de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), considerada una “intromisión de la Fiscalía en su autonomía e independencia” por parte de ese tribunal.

Y pese a que Martínez echó para atrás dicha orden, el incidente no solo generó molestia en la presidente de la JEP, sino un pronunciamiento conjunto de la Misión de Verificación de la ONU y de la Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.


“Me parece que es de los hechos más arbitrarios que ha cometido el Fiscal. Ataca a la JEP para poner una cortina de humo contra su situación, que cada vez se empantana más, específicamente por las investigaciones que lo involucran, como el caso Odebrecht”. sostiene la senadora de Farc Judith Simanca Herrera, más conocida como Victoria Sandino, con respecto a lo sucedido esta semana.

Lea también: ONU pide respetar independencia de la JEP tras intromisión de la Fiscalía

En opinión del también senador del Polo Democrático Iván Cepeda, “uno de los hechos más preocupantes es que, en un principio, el Fiscal anunció que contra ‘Jesús Santrich’ (solicitado en extradición tras ser acusado de estar involucrado en un envío de cocaína a Estados Unidos) había una serie de pruebas de carácter incontrovertible, que él conocía a la perfección y que había puesto en conocimiento del Presidente de la República, pero en días recientes aparece diciendo que las pruebas no se conocen, que las tiene la Justicia estadounidense”.

Agrega el congresista que ese tipo de actuaciones “le restan credibilidad y legitimidad, no solo al Fiscal, sino a la propia institución, porque es evidente la distancia que hay entre sus anuncios mediáticos, las actuaciones y los resultados de estas”.

Sin embargo, Alfredo Rangel, exsenador del Centro Democrático, afirma que Martínez ha actuado de manera legal e incluso interpretando el sentir de la mayoría de los colombianos, haciéndoles exigencias “absolutamente proporcionales a los integrantes de las Farc para que cumplan los compromisos que adquirieron en los acuerdos de La Habana”.

Y de su lado, el jefe del ente acusador ha asegurado que lo que busca es darle seguridad jurídica al proceso de paz, al tiempo que les ha pedido a los excombatientes no buscar más pretextos para no cumplir con los compromisos adquiridos.

Más cuestionamientos

Pero los cuestionamientos que se le hacen al actual Fiscal General de la Nación también están relacionados con la labor profesional que desarrolló antes de llegar al cargo y específicamente a su vinculación con sonados procesos jurídicos que le han costado al país miles de millones de pesos y con respecto a los cuales, se dice, él tendría conflicto de intereses.

Uno de esos casos es el que involucra a exmiembros del Gobierno con la firma brasilera Odebrecht y los actos de corrupción por los que es señalada.

Martínez fue solicitado como testigo en el proceso que el ente investigador adelanta contra el expresidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Luis Fernando Andrade, por haber sido asesor jurídico del proyecto Ruta del Sol y participar en la aprobación del documento Conpes cuando era ministro de Juan Manuel Santos.

Según se ha indicado, dicho concepto habría influido en la adjudicación del proyecto vial a la cuestionada firma y sería la primera vez que un Fiscal General sería testigo en un caso que adelanta la entidad a su cargo.

El sonado caso Hyundai es otro de los procesos que le ha generado críticas a Martínez, luego de que el abogado Alex Vernot divulgara un documento en el que lo señala de ser, supuestamente, “promotor, redactor, gestor y beneficiario económico de las controvertidas medidas cautelares” contra el Grupo Eljuri, de Ecuador, en las que el juez sexto civil del Circuito de Bogotá, Reinaldo Huertas, habría fallado de manera irregular por haber recibido $2000 millones de pago por parte de la empresa de Carlos Mattos.

El periodista Gonzalo Guillén ha acusado al actual Fiscal General de la Nación de ocultar bienes y fondos en España a través de una firma llamada Amanda Advisors S.A., de la cual sería socio y que operaría como ‘off shore’, creada por Rosas & Rosas, una compañía similar a Mossack Fonseca, involucrada en el escándalo de los Papeles de Panamá.

Martínez, al respecto, ha indicado que nadie que quiera ocultar una investigación escogería España, porque en ese país no se puede esconder la titularidad de un inmueble.

¿Se debe ir?

Para el senador Jorge Enrique Robledo, en otro país, “donde no exista un pacto de impunidad entre los grandes poderes políticos”, Néstor Humberto Martínez nunca hubiera sido nombrado como Fiscal.

“Es evidente que está untado de buena parte de los negocios que investiga, o por lo menos en los casos de Odebrecht y del Grupo Aval, con quienes tuvo grandes contratos en su ejercicio profesional”, afirma el congresista del Polo Democrático y agrega que “lo que está sucediendo con el apartamento que tiene en Madrid no ha podido explicarlo satisfactoriamente y lo vincula con Panamá como paraíso fiscal”.

En cambio, Hernán Andrade, director del Partido Conservador, asegura que, como cualquier funcionario, el Fiscal General recibe ataques, pero que él y su bancada confían tanto en su gestión como en su integridad.

A Andrade se suma el abogado penalista Marlon Díaz: “Los impedimentos o las recusaciones para los conflictos que podría tener por su labor como profesional y las funciones de la Fiscalía están previstos en la misma Constitución. Se han hecho públicos los impedimentos puntales en el tema Odebrecht y en algunos otros asuntos, pero la Fiscalía ha demostrado legitimidad. No creo se haya obrado en contra de la objetividad”.

Sin embargo, para David Andrés Murillo, investigador de Derecho Público en la Universidad Libre, la figura de Néstor Humberto Martínez pone a la institución en una situación bastante comprometedora e incómoda, por cosas como el hecho de que será testigo en el caso Odebrecht.

El abogado argumenta que desde un inicio se sabía de los conflictos de intereses alrededor del jefe del ente acusador y que, por tanto, debieron abstenerse de su elección. “Éticamente él debió abstenerse de presentarse, y ahora, dada la realidad de lo que se preveía, en aras de salvaguardar la legitimidad de la institución, debería apartarse del cargo”, añade.

Así las cosas, lo único seguro es que al debate sobre la indepedencia del Fiscal General de la Nación aún le queda un largo camino por recorrer, como lo indican los 20 procesos que sobre el tema reposan en la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes, sin qué todavía hayan sido asignados para el inicio de su estudio.

Entregó pruebas

En entrevista con Yamit Amat para el diario El Tiempo, el fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, aseguró que durante la semana pasada entregó a la JEP, 12 audios que prueban que ‘Jesús Santrich’, excombatiente de las Farc, habría incurrido en acciones delictivas posterior a la firma del Acuerdo de Paz.

En medio de su intervención, el fiscal consideró que “tiene la obligación moral, judicial y política” de demostrarle al Estado colombiano que el proceso en contra de Santrich no es “un montaje”, por ello entregó tales audios a la JEP.

Reveló también que los audios no serán expuestos por la Fiscalía hasta tanto el tribunal de justicia especial no se pronuncie sobre el caso.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad