¿Ha mejorado la relación de Duque con el Congreso? Habla el Presidente de la Cámara

¿Ha mejorado la relación de Duque con el Congreso? Habla el Presidente de la Cámara

Junio 16, 2019 - 11:35 p.m. Por:
Argemiro Piñeros - Colprensa
El presidente de la Cámara de Representantes, Alejandro Chacón

Alejandro Chacón hace el balance de la legislatura que termina. Destaca que el Gobierno respetó la independencia de la Cámara y que incluso su relación con los partidos políticos ha mejorado.

Colprensa

En Colombia no ha sido común que en el primer año de gobierno de un Presidente, se encuentre con un Congreso de la República muy independiente, y en especial con uno en el que sus dignatarios lideran la oposición a varios de los temas del nuevo Gobierno.

Eso fue lo que pasó con Alejandro Carlos Chacón, el presidente de la Cámara de Representantes, quien durante el año de sesiones que presidió esa Cámara se destacó por ser más lejano que amigo del gabinete de Iván Duque, al punto que para muchos fue quien más presionó la primera salida de una ministra, la de Justicia, Gloria María Borrero.

Chacón con la tranquilidad de estar ya con la legislatura prácticamente terminada, hace el balance de la misma, destaca que el Gobierno respetó la independencia de la Cámara y que incluso la relación del presidente Iván Duque con los partidos políticos ha mejorado. Chacón incluso estima que vendrá una mejor etapa en ese relacionamiento para la próxima legislatura.

Lea además: ¿Quién es quien? Los poderosos detrás de las campañas a la Alcaldía de Cali

¿Se puede decir que el balance de esta legislatura es que tuvimos un Congreso más independiente, o me equivoco?

Creería que le dimos la oportunidad al Gobierno y a los congresistas de exponerles al país nuevamente las cosas en una plenaria, que el país conociera con cara mucho más abierta qué es lo que se critica del congresista, sobre lo que se estaba haciendo en el Congreso. Y el Gobierno tuvo la oportunidad de enfrentar al Congreso, por ejemplo, al tener dos mociones de censura independientemente de si sale bien o no, pero es someter al Gobierno a que exponga al país con la posibilidad de que se despida al ministro.

Tuvimos además quince debates en plenaria en una sola legislatura, eso nunca se había visto.

Lo calificaron durante esta legislatura como el gran opositor del gobierno en el Congreso. ¿Considera que sí es válido ese calificativo que muchos le dieron?

No. Lo van a ver en el balance legislativo: nosotros somos mucho más eficientes que quien decían era el presidente del Congreso del Gobierno, que era Ernesto Macías. Lo que pasa es que hubo algunos proyectos que no había que acompañarlos y la Cámara fue decisiva al negarlos o no acompañarlos. Los proyectos que fueron muy importantes como el Plan Nacional de Desarrollo, la reforma tributaria, el proyecto de las TIC, muchos más otros que tuvo el Gobierno, se pudieron avanzar porque fueron proyectos que se consensuaron, se trabajaron, fueron espulgados por la Cámara y en ese sentido se le dio el debido trámite y fuimos aún mucho más eficientes que aquellos que consideraban que la Cámara era más reticente a votar y acompañar los proyectos.

El Gobierno terminó entendiendo cómo era la forma que dirigíamos la plenaria de la Cámara. Hay un muy buen balance para el Gobierno en la Cámara, mejor que como le fue en Senado en donde el gobierno tenía al Presidente del Senado.

¿A los ministros definitivamente les faltó conocimiento del tema y manejo con el Congreso?

La gran mayoría le tocó venir a tener un contacto directo con el Congreso, le tocó venir a exponer sus ideas. Un caso singular es la ministra de las TIC, es una mujer técnica, juiciosa, buena, pero que nunca había estado en la cosa pública, aquí duró un año metida para sacar su ley hasta que pudo depurarse, ella misma decía que pensó que su ley era muy buena cuando la radicó y reconoce que después de haberla trabajado muy fuertemente con el Congreso salió más fortalecida.

El Congreso tiene buenas maneras, solo hay que explicarle y la Cámara en eso fue muy contundente, porque lo que no entendía o no se le explicaba no se votaba, entonces le tocó al Gobierno hacer un esfuerzo mayor.

¿Eso que tiene la Mintic le faltó a la exministra de Justicia?

Lo de la exministra Borrero es que ella casi no hablaba acá y así se le probó en muchas oportunidades, se le daba el uso de la palabra y no hizo uso como cuando en el caso de las objeciones de la JEP no tomó la palabra en la audiencia. Ella de pronto no conocía la manera como el Congreso debe discutir. Yo no tuve un sí ni un no distinto a los que ella me sometió en los medios de comunicación.

Nos complace mucho el nombramiento de Margarita Cabello porque siempre le dijimos al Presidente que es importante tener a una persona que conozca de adentro a la Justicia y ella ha sido juez y fue presidente de la Corte Suprema de Justicia, entiende cómo debe ser la reforma, pero la misma necesita recursos.

¿Y a la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, cómo le fue?

Muchos de los proyectos que ella llevó al Congreso le salieron bien, de pronto como viene de ser parlamentaria tiene unas maneras distintas, pero le fue bien. Le pasa lo del presidente Duque, tienen una mala percepción de ella como si le estuviera yendo mal, pero realmente en el Congreso les ha ido bien. Sin embargo, sí hubiera preferido que en vez de enviarme derechos de petición para ver si ponía un proyecto en el orden del día, desde la Presidencia de la República hacían una llamada y pedían el favor y es más fácil así.

Usted ha sido muy crítico del presidente Iván Duque en el inicio de su Gobierno, ¿considera que ha mejorado en los últimos meses?

Siempre he pensado que el presidente de la República es un hombre bueno, me parece que le hace falta poder concretar sus ideas y especialmente si las quiere a través de leyes, le faltó equipo para poder concretar lo que el Presidente quería y de pronto focalizar tareas que vaya sacando por partes y no tratar de sacar todo a la vez. El presidente Duque ha mejorado mucho las relaciones con el Congreso y partidos. Muy pronto podrá venir un acompañamiento bajo el entendido de lo que pasó en esta legislatura.

¿Eso significa que va a haber un cambio de ministros pronto?

Más que el Presidente, en su fuero, escoja a alguien que represente a algunos de los partidos que lo acompañaron, es más que cambie unas personas que no le están haciendo bien al Gobierno por su falta de manejo en el Congreso o en la cosa pública.

Al Presidente le va muy bien en la medida en que a sus ministros le vaya bien, que las ejecutorias de sus ministros la sientan. Lo que le está pasando al Presidente es por su equipo de trabajo, algunos no se compenetran con la armonía que debe tener el Estado. Hay una gran dificultad, el Presidente debe asumir como jefe del Estado, no hacerlo como miembro de un partido. Esa es la diferencia entre la presidencia mía en la Cámara y la del doctor Macías en el Senado.

¿Por qué?

Él representó a un partido y no pudo tener armonía en la plenaria del Senado por su forma, por su trato. En la plenaria de la Cámara respetamos todas las tendencias ideológicas, le dimos la oportunidad a todos, le dimos una mejor forma de trabajar en la Cámara, al punto que el Gobierno terminó confiando más en la Cámara que en el manejo que le estaban dando en el Senado.

Al final querían que todo lo sacara la Cámara porque veían que todo se le dificultaba al presidente Macías en el Senado.

¿Qué significó para usted ver a ‘Jesús Santrich’ sentado en la plenaria luego que usted criticó tanto esa situación?

Soy un hombre respetuoso de la justicia, pero lamentablemente no dieron los elementos probatorios suficientes y oportunamente para que la decisión no fuera otra que la instancia de la JEP.

Esa soberbia que el Gobierno y la Fiscalía tuvieron en ese entonces para entregar las pruebas que tenían porque estaban acostumbrados a que el trámite de la Corte Suprema era distinto, y que solo con el ‘indictment’ era suficiente, pues no entendieron que el Acuerdo de Paz, que fue incluido en la Constitución, daba una circunstancia especial de valoración para la prevalencia de esas personas que estaban en el Acuerdo.

¿Será que no se volverán a presentar las reacciones de rechazo en las plenarias contra la presencia de 'Santrich'?

El Centro Democrático quería dejar una posición y uno entiende esas posiciones que son más políticas, pero el jueves ya estuvo ‘Santrich’ sentado, tuvo sus primeras votaciones y ya actúa como congresista, además ya se sentaron las posiciones y que asumieron varios partidos.
Será la justicia la que determine su responsabilidad, el Congreso de la República tiene que asumir firmemente su posición de defensor de la ley.

Lea además: ¿Quién es quien? Los poderosos detrás de las campañas a la Alcaldía de Cali

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad