Escuchar este artículo

"Este país no puede estar condenado a volver a escoger en polarización": Carlos F. Galán

Septiembre 28, 2020 - 02:36 p. m. Por:
Kelly Sánchez | Periodista de El País
Carlos Fernando Galán

Carlos Fernando Galán.

Foto: Especial para El País

Con poco más de un millón de votos, Carlos Fernando Galán estuvo a punto de quedarse con la Alcaldía de Bogotá en las elecciones pasadas, lo que para muchos significó la reactivación del ‘galanismo’ e, incluso, una prominente cuota inicial para aspirar al primer cargo de la Nación.

Por ahora, es el presidente del Concejo de Bogotá y tiene puestas sus energías en sacar adelante un movimiento nacional que represente una opción entre los extremos.

“Queremos contribuir a que haya una alternativa a esa polarización en la que tuvimos que escoger hace dos años. Este país no puede estar condenado a volver a escoger en una polarización similar”, afirma.

Usted estuvo muy cerca de ganar la Alcaldía de Bogotá, ¿qué planes tiene ahora nivel político?, se habla de un nuevo partido...

Queremos construir un proyecto político nacional, tener candidatos al Congreso y también posibilidades de competir en la elección Presidencial como movimiento. Ahora no estamos hablando de un nombre sino de un movimiento. Lo vamos a construir y vamos a arrancar un ejercicio en los territorios de identificación, de formación de liderazgos locales, para que no sean los mismos de siempre ni tampoco desde Bogotá que se promuevan los liderazgos, sino que desde el territorio la ciudadanía misma identifique y nos ayude a dar un empujón a quienes tienen la posibilidad de hacer política, pero que por diferentes razones no lo han hecho y quieren hacerlo en consonancia con lo que nosotros planteamos.

¿Y qué banderas va impulsar este movimiento?

Nosotros queremos romper esa polarización que nos quieren vender como la única fórmula en la política en Colombia. Queremos apostarle a consolidar una paz verdadera, donde todos los actores respondan.

Queremos cambiar paradigmas porque en casos, por ejemplo, como el narcotráfico, que ha sido el principal combustible de la guerra en Colombia, tenemos la misma estrategia de hace 50 años y eso no nos ha dado frutos. Queremos cambiar esa política con base en la evidencia para ser más efectivos en la lucha contra el poder del narcotráfico, pero también para enfrentar de manera más efectiva el problema que significa el consumo de drogas.

Queremos un liderazgo nacional soportado en inquietudes, preocupaciones y aspiraciones territoriales.

Le puede interesar: "Para todos ha sido un año muy difícil, para mí lo ha sido un poco más", dice Clara Luz Roldán

¿Invitaría a quienes se han apartado del Partido Liberal por considerar que ya no los representa?

Creo que hay mucha gente inconforme en diferentes partidos. Nosotros tenemos un origen liberal, pero hay otros partidos también donde ha habido pleitos y discusiones que no conducen a nada y que, en cierta forma, al parecer perciben el poder como un fin en sí mismo y no como medio para producir transformaciones en la sociedad.

Estoy seguro de que hay mucha gente de varias tendencias políticas que coinciden en lo que hemos estado planteando y que nos quieren ayudar a construir una plataforma con base en esos principios.

¿Qué han pensado concretamente sobre la opción Presidencial?

Queremos contribuir a que haya una alternativa a esa polarización en la que tuvimos que escoger hace dos años. Este país no puede estar condenado a volver a escoger en una polarización similar, y para eso queremos participar.

No estamos en este momento promoviendo una candidatura de una persona en particular, sino promoviendo una visión que rompa esa polarización, pero asumiendo posiciones claras y concretas.

El país está viviendo una situación de malestar y problemática social muy compleja, que se agravó por la cuarentena y lo que hemos vivido los últimos meses, y si no somos capaces de responder a eso, los extremos van a tratar de vender una respuesta al país. Eso nos obliga, en cierta forma, a participar en el proceso electoral para buscar ser una alternativa a los extremos.

¿Y a usted le gustaría apostarle de nuevo a la Alcaldía de Bogotá o hay posibilidad de que se lance a la Presidencia?

Yo quiero apoyar este movimiento para que se convierta en un movimiento nacional y quiero jugármela con eso. Pero, obviamente, no es un secreto que yo he insistido en Bogotá, aspiré dos veces a la Alcaldía, he sido concejal de Bogotá y mi aspiración es seguir trabajando en Bogotá, pero eso no me va a alejar de la posibilidad de apoyar un proceso nacional, acompañarlo y contribuir a él como lo decida el movimiento.

Pero en este momento no estoy pensando en candidaturas presidenciales porque lo que tenemos es que crear una plataforma y unas ideas que sean las que ganen.

¿En qué quedó el asunto de la personería jurídica del Nuevo Liberalismo?

Ha habido algunos enemigos que han buscado frenar la posibilidad de que reviva el Nuevo Liberalismo. Nosotros creemos que es justo que, como herramienta de reparación, ese movimiento que fue perseguido y varios de sus líderes asesinados, se retorne la personería jurídica, pero no hemos logrado que eso suceda.

Aunque lo más importante ahora no es eso, sino que el movimiento nacional que queremos crear se va a inspirar en esas ideas y en esa forma de hacer política del nuevo liberalismo. Entonces nos den o no la personería, las ideas del Nuevo Liberalismo y lo que representó esa lucha, queremos traerlas a la Colombia de hoy para que representen una fórmula alternativa a los extremos.

Por otra parte, se le ha visto en tono muy conciliador con Claudia López, ¿están dando el ejemplo de la unión pese a las diferencias?

Lo que dije en la campaña es que uno no puede ver al contradictor como un enemigo, eso es un error monumental. Uno tiene que estar dispuesto a que cuando esa persona tiene razón hay que reconocerlo, cuando uno está equivocado hay que decirlo, porque eso es lo que genera realmente confianza la ciudadanía. El político que cree que se las sabe todas, que nunca se equivoca y que el contradictor es el que siempre se equivoca, poca credibilidad tiene.

Con Claudia he buscado ser equilibrado, no es fácil pero he buscado serlo y reconocer cuando acierta, apoyarla, ayudarle, pero también cuando algo no va bien señalarlo. Hay que ser equilibrado, uno no puede pensar que todo lo que hace un gobierno es bueno o todo es malo, eso es lo que nos lleva al fracaso y a las frustraciones.

También puede leer: La encrucijada del Polo Democrático con la salida de Robledo

¿Qué se requiere en este momento que vive el país, en que la polarización azuza la violencia?

Se requiere un diálogo abierto, que los líderes estén a la altura de lo que necesita Colombia, no puede ser que le metan discusiones políticas a temas que son muy graves. Se necesitan liderazgos que tengan la capacidad de reconocer que han ocurrido cosas graves con el abuso policial, que eso implica esfuerzos para que verdaderamente haya justicia, para que se tomen las medidas, para que se garantice que eso no se repita; pero también un liderazgo mesurado que no estigmatice a todos, que no justifique la violencia contra la Policía, que no justifique la destrucción y el vandalismo. Aquí tenemos que rechazar la violencia en cualquier expresión y entender que hay unas dinámicas de problemática social más profundas.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS