Vandalismo

Vandalismo

Noviembre 26, 2018 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

El derecho a la protesta no da licencia para que se cometan actos de vandalismo, ni es una patente para hechos violentos como los que se han presentado en Popayán.

Las marchas acompañadas de desmanes que han realizado grupos de estudiantes universitarios en esa ciudad en días recientes, nada tienen que ver con el reclamo al Gobierno para que se entreguen los recursos que necesitan las universidades estatales para su funcionamiento y para garantizar una educación de calidad.

Si en principio las jornadas se adelantaron en forma pacífica e incluso con gestos conciliadores, como cuando los estudiantes les brindaron flores a los integrantes de la Policía que controlaban las marchas, ahora han convertido el centro histórico de la ciudad en campo de batalla.

Además de destruir el centro, han atacado las instalaciones de la Alcaldía, la sede del Icetex y locales comerciales.

Y frente a la orden de desalojar los campamentos que han armado en la Universidad del Cauca, su respuesta ha sido más vandalismo.

La protesta social no es para generar ese desorden ni para afectar una ciudad orgullo de los payaneses y patrimonio histórico de la humanidad.

Hechos como los sucedidos el viernes pasado cuando atacaron a piedra el centro de la ciudad, deben ser repudiados también por la mayoría de estudiantes que no están de acuerdo con que sus reclamos sean utilizados por unos pocos para cometer actos violentos, destruir el centro de Popayán y generar zozobra.

VER COMENTARIOS
Columnistas