Escuchar este artículo

Sorpresa

Octubre 05, 2020 - 11:55 p. m. Por: Editorial .

El anuncio de los dirigentes de las antiguas Farc que reconocen la autoría del asesinato de Álvaro Gómez Hurtado es más que sorpresivo.

Durante veinticinco años, el país ha conocido múltiples versiones, decenas de investigaciones y centenares de hipótesis que demuestran la intención de desviar una investigación que ya debería haber dado resultados.

Por su parte, la Justicia, además de declararlo como delito de lesa humanidad para evitar su prescripción, ha realizado innumerables pruebas e indagaciones, la última de las cuales fue la reconstrucción del crimen, un cuarto de siglo después de cometido.

Y en todas esas indagaciones nunca se ha nombrado a las Farc como autoras o siquiera partícipes de un atentado que acabó con la vida de quien fuera el gran opositor de Ernesto Samper Pizano, entonces presidente de la República y cuestionado por el ingreso de dineros del narcotráfico en su campaña.

Ahora, y previo anuncio de la exsenadora Piedad Córdoba los dirigentes del partido Farc anuncian que reconocen la autoría de un crimen que en nada beneficiaba entonces su posición, y por el contrario debilitaba el régimen al cual decían combatir.

Se supone entonces que la Justicia Especial de Paz será la receptora de esa declaración, y tendrá la obligación de comprobar si es verdad, las circunstancias en que fue planeado y ejecutado el crimen y quiénes fueron sus autores materiales e intelectuales.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS