Precisiones necesarias

Precisiones necesarias

Octubre 19, 2018 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

La iniciativa para que la Policía reciba el apoyo de las empresas de seguridad privada en el combate de la delincuencia en la ciudad es una buena intención.

Sin embargo es necesario que se precisen sus alcances y realidades, cómo funcionaría esa alianza y hasta dónde iría la intervención de los vigilantes particulares para lograr lo que en otras épocas ya fue propuesto como alternativa para combatir el delito en Cali.

Hacer esas precisiones es necesario porque la tarea de proteger a los ciudadanos y perseguir a quienes cometen delitos es una responsabilidad que recae en la Fuerza Pública y en las autoridades estatales, quienes además tienen la obligación de actuar dentro del marco de la ley.

Los límites de la seguridad privada están definidos de manera clara en la legislación colombiana y se tendría que asegurar que esta no sea quebrantada, así sea con el propósito de brindar seguridad a todos los caleños.

Si en Cali hay hoy 20.000 guardias privados, ello es consecuencia de la falta de presencia de la Policía Metropolitana, que no cuenta con el personal necesario para enfrentar los graves problemas de criminalidad y delincuencia que vive la ciudad.

Por eso, más que hacer alianzas que posiblemente no sean viables, lo mejor es que la Secretaría de Seguridad diga cuándo llegarán los mil policías adicionales que durante su visita del pasado 25 de septiembre ofreció el Ministro de Defensa para Cali.

VER COMENTARIOS
Columnistas