No hay derecho

No hay derecho

Marzo 29, 2019 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

Que un operativo con el que se buscaba controlar un servicio ilegal de transporte público termine en una batalla campal con policías heridos, daños materiales y disparos con armas largas, demuestra que el problema de los mototaxistas en Cali no sólo es de Tránsito.

Lo sucedido el miércoles en Siloé y el Cortijo fue un asunto de orden público, en el que se recurrió a la violencia y a las vías de hecho para atacar a la autoridad y desconocer la ley.

La excusa para permitir que motos transporten pasajeros no puede ser de nuevo el derecho al trabajo.

Como tampoco es admisible que las falencias que presenta el Sistema de Transporte Masivo sean el pretexto para eludir las normas ni mucho menos para justificar hechos como los de esta semana.

Los ‘motorratones’ deben ser controlados porque son un transporte pirata, que no cuentan con las medidas de seguridad mínimas y pueden poner en riesgo la integridad de quienes los usan.

Más cuando los mismos pobladores y comerciantes de la zona de ladera denuncian que algunos de esos mototaxistas estarían participando en la comisión de delitos, como lo confirmaría la presencia de personas con armas de largo alcance durante los disturbios del miércoles.

Asonadas así no pueden ocurrir de nuevo; las normas tienen que ser cumplidas por todos, la autoridad y el orden respetados y quienes recurran a las vías de hecho deben ser sancionados.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
Columnistas