Llegan las soluciones

Llegan las soluciones

Septiembre 30, 2018 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

Seis semanas después de la caída del ascensor del Palacio de Justicia de Cali y de darle vueltas a lo que se necesitaba hacer para solucionar el problema, al fin se llega a lo obvio: que se deben cambiar todos los elevadores del edificio porque no cumplen con las normas requeridas.

Es lo mínimo que hay que hacer para garantizar la seguridad de sus usuarios, la que ha estado en medio de la polémica desde el principio y que a solo dos años de su entrega obligó a cerrar sus puertas por fallas que no tienen ninguna justificación.

Ahora lo que se necesita es mirar hacia adelante, resolver cuanto antes a dónde se trasladarán los despachos que ahí operan mientras se hacen las obras, así como asegurar los recursos para que no se paralice un servicio esencial para los ciudadanos.

Los caleños tuvieron que padecer por varios años lo que significó tener una Justicia desperdigada por la ciudad, con funcionarios trabajando en condiciones de hacinamiento y sin las mínimas condiciones para atender al público.

Ello no puede pasar de nuevo, por lo cual es necesario garantizar que los cambios que se realizarán en el Palacio se hagan en los tiempos establecidos y con la calidad que se demanda, para que el derecho fundamental a tener una administración de Justicia que sea oportuna y eficiente, se cumpla en la capital del Valle.

VER COMENTARIOS
Columnistas