La otra vacuna

Escuchar este artículo

La otra vacuna

Enero 26, 2021 - 11:55 p. m. Por: Editorial .

Hay una vacuna que es la buena, la que estamos esperando para ponerle el freno a ese Covid-19 que tantas vidas se cobra en todo el mundo.

Y está la otra que es perversa, que enferma a la sociedad y que volvimos tan común en Colombia como para ponerle el nombre de vacuna.

Son las extorsiones que se siguen padeciendo en el campo colombiano, que afectan a los barrios, que se viven en sectores como Aguablanca, Santa Elena o la ladera de Cali, al igual que en las zonas rurales y urbanas de Jamundí, Buga, Tuluá o Buenaventura.

Es una práctica de las organizaciones delincuenciales que ha sido imposible detener en el país, que ataca por igual al tendero del barrio, al empresario, al empleado, al agricultor, al comerciante o al minero legal.

Las denuncias son permanentes en el departamento del Valle y en su capital, mientras son muchos los que no se atreven a presentarlas por lo que les pueda pasar.

Sus autores están en las calles, en las oficinas de cobro o en las cárceles, desde donde se sabe que operan pero poco se hace para detenerlos.

La solución es que los afectados denuncien, pero también que las autoridades ejerzan su función, persigan, capturen y castiguen a quienes extorsionan a los colombianos de bien.

Así se acaba con esa otra vacuna que tanto daño le hace a Colombia.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS