La otra cara del PAE

Mayo 10, 2022 - 11:55 p. m. 2022-05-10 Por: Editorial .

Lo que sucede en Buenaventura muestra la otra cara de lo que pasa con el Programa de Alimentación Escolar, PAE.

Tres meses después de haber iniciado el año lectivo, aún no se ha podido seleccionar al proveedor de los alimentos, aunque se han realizado cuatro procesos licitatorios.

El más reciente fue declarado desierto por los altos costos de las propuestas.

¿La razón? Los contratistas no cumplen con los requisitos exigidos y cotizan con precios más altos porque deben desplazarse hacia sectores lejanos del casco urbano, donde además hay problemas de seguridad.

Así, un programa que busca ayudar a las familias y brindar una sana alimentación a 50.000 estudiantes, se choca con una rigidez que hoy tiene en líos a Buenaventura.

Es la consecuencia de aplicar un modelo de contratación que funciona en Bogotá y en las capitales, pero que no se adapta al municipio más grande del Valle y a su cantidad de corregimientos y veredas.

En Buenaventura se han aplicado con rigurosidad las normas dictadas desde el centro del país, y no les han funcionado.

Son inconvenientes que podrían solucionarse si quien maneja el PAE involucra a las comunidades.

Que sean ellos, padres, profesores y quienes viven en las veredas e incluso en los barrios de la ciudad, quienes tomen las decisiones y administren los recursos como corresponde.

El PAE necesita reformarse para que no sea presa de la corrupción y cumpla el propósito de ofrecer bienestar a niños y jóvenes, propiciando condiciones adecuadas para estudiar. 

VER COMENTARIOS