La esperanza de Buenaventura

La esperanza de Buenaventura

Noviembre 25, 2018 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

El viernes en la noche las calles de Buenaventura se iluminaron con cientos de velas encendidas.

Quienes las portaban, encabezados por el Obispo, clamaban una vez más por el respeto a la vida y para que cesara la ola de crímenes de los últimos días en la ciudad; nadie quiere que se repitan las épocas aciagas en las que los muertos violentos se contaban por centenares.

El temor es que el ciclo haya comenzado otra vez, que las organizaciones criminales dedicadas al narcotráfico y la extorsión vuelvan a sumir a la población en el infierno de antes.

Contados hasta el pasado 23 de noviembre, en este 2018 se han cometido 72 homicidios, cuatro más que en todo el año anterior, una cifra que no llega a los 303 de hace 15 años pero sí causa alarma entre la población.

Los bonaverenses y sus autoridades saben que para superar la violencia y acabar con sus causas, se necesita que las oportunidades lleguen a la gente, que se persiga y castigue a quienes se roban los recursos municipales y que se le dé a su ciudad la importancia que se merece.

Ello empieza por nombrar a un alcalde en propiedad, para que la interinidad no se convierta en la excusa para no hacer lo que se debe por Buenaventura.

Mientras ello no suceda, no habrá forma de cerrarle el paso al crimen organizado.

Bien lo dice el líder cívico Humberto Hurtado: “La tranquilidad, la paz y el bienestar de Buenaventura se construirán cuando este pueblo tenga todo lo necesario para convertirse en una verdadera sociedad”.

VER COMENTARIOS
Columnistas