Escuchar este artículo

La burla

Octubre 30, 2020 - 11:55 p. m. Por: Editorial .

Las multas que se imponen a quienes desobedecen las restricciones impuestas debido al Covid-19, son mecanismos que se utilizan para corregir conductas que afectan a la sociedad.

Pero son contraproducentes si no se pagan, como puede suceder con los 76.000 comparendos por incumplir las normas de emergencia en Cali, por valor de $40.000 millones y de los cuales solo el 3% han sido pagados.

Con ello se demuestra que no basta con entregarle un papel al infractor; es necesario garantizar que la sanción sea efectiva, que la ley se respete y exista la manera de recaudar los dineros correspondientes a la multa.

De lo contrario, será burlada la doble finalidad que tienen estos comparendos, el más importante de ellos, amonestar a quienes con su comportamiento ponen en riesgo a su entorno.

Y está el aspecto fiscal, porque son $40.000 millones que deben entrar en las arcas del Municipio, dirigidos a solventar los gastos que conlleva atender problemas como los que ha generado la pandemia del coronavirus; son recursos que inflan el presupuesto local y que al no ingresar provocan un déficit en las finanzas de la ciudad.

Por ello o se hacen cumplir esas normas o las derogan para que no haya ese desgaste en la credibilidad del Estado cuando se emprenden unas acciones y no se hacen respetar y acatar.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS