La amenaza

La amenaza

Enero 28, 2019 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

Cali no puede seguir amenazada por los incendios forestales, que son cada vez más frecuentes, arrasan cada año con cientos de hectáreas y representan un peligro para la ciudad.

No ha concluido aún el primer mes de este 2019 y la cifra de conflagraciones llega a 77, de las cuales 58 se han presentado en el perímetro urbano y 19 en su zona rural.

El incendio más reciente ocurrió el fin de semana en el corregimiento La Castilla, donde se perdieron 50 hectáreas de bosque seco.

Cada vez que un cerro se quema, el daño ambiental causado es irreparable, a la vez que se pone en riesgo a la población.

La situación es grave, por eso es hora de que el Municipio actúe para evitar que ello siga sucediendo.

Si como lo demuestra la experiencia la mayoría de esos incendios son provocados con el fin incentivar las invasiones, se debe perseguir y castigar a quienes los promueven.

Cali no puede seguir impávida, viendo cómo sus lomas arden, su vegetación es arrasada por el fuego y se pone en peligro a sus habitantes.

La obligación de las autoridades es hacer lo necesario para proteger a la ciudad, sobre todo en épocas como la actual en que la sequía extrema se convierte en combustión para los incendios forestales.

Para lograrlo es necesaria la colaboración de los caleños, que deben mantenerse alerta, evitar cualquier situación que pueda causar una conflagración y denunciar todo hecho sospechoso.

VER COMENTARIOS
Columnistas