Escuchar este artículo

El ocaso de un rey

Agosto 11, 2020 - 11:55 p. m. Por: Editorial .

Cuando Francisco Franco decidió apartar definitivamente a Alfonso XII del trono de España y escoger a Juan Carlos I como sucesor de la monarquía y a la vez del régimen franquista, se pensó que el entonces joven monarca asumiría el papel de continuador.

Sin embargo, Juan Carlos demostró su independencia y se convirtió en promotor de la apertura que culminó con el regreso de España a la democracia.

Y luego, su defensa de las instituciones recién creadas contra un golpe de Estado de los seguidores del antiguo régimen lo llevaron al reconocimiento de la inmensa mayoría de los españoles que vieron en él el símbolo de la unión de su nación.

Así fue durante varias décadas, en las cuales el rey gozó también del reconocimiento mundial y permitió el asentamiento de una especie de monarquía constitucional que aseguró la estabilidad de España.

No obstante, un escándalo por sus infidelidades y su forma de vida amenazaron la continuidad de la monarquía, obligándolo a renunciar al trono.

El destape de un entramado de comisiones por contratos de una empresa ferroviaria en 2012, además de su relación con una condesa alemana, lo llevaron a un exilio voluntario, reflejo del rechazo que ahora genera entre los españoles.

Es el ocaso de un rey que cumplió el difícil papel de unir a su pueblo pero descuidó el cumplimiento de valores éticos y morales que él debió encarnar.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS