Cinco años de espera

Enero 21, 2022 - 11:55 p. m. 2022-01-21 Por: Editorial .

La Institución Educativa El Diamante, en el oriente de Cali, tiene 2600 alumnos de los grados sexto a once, la mayoría de los cuales no pueden asistir a clases porque el colegio se está cayendo a pedazos.

El problema empezó hace cinco años cuando el municipio le adjudicó a un contratista las obras de reparación y reconstrucción del colegio, las cuales nunca realizó.

El resultado es que las aulas están en ruinas, no hay laboratorios de ciencias o de informática y los profesores y directivos no tienen dónde trabajar.

Por esa razón a los alumnos que están entre los grados sexto y noveno los mandaron a otras sedes educativas que quedan lejos de ese lugar.

Y los que quedan son los de los dos últimos años gracias a un par de salones que donó hace un tiempo una empresa japonesa y que aún están en pie.

Según el rector y las denuncias de padres de familia, la situación ha propiciado que la deserción escolar aumente porque desplazarse a otros lugares significa costos y dificultades que no pueden asumir.

Y mientras ello sucede, nadie en la Administración Municipal informa sobre lo sucedido, qué pasó con el contratista ni cuándo se darán las soluciones que demanda la comunidad escolar.

Los estudiantes de El Diamante, sus familias y profesores necesitan respuestas, porque la formación educativa de 2600 niños y jóvenes caleños no puede seguir afectada por la indiferencia y la falta de gestión.

Tres (3) meses de acceso ilimitado por $4.700. Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS