¿Borrón y cuenta nueva?

¿Borrón y cuenta nueva?

Noviembre 22, 2018 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

La corrupción es el peor enemigo de los recursos públicos en América Latina.

Ese es el hueco sin fin por donde se van los dineros que deberían destinarse a atender las necesidades de la población y a llevar el desarrollo que tanto se necesita.

Tal es la razón para que en la mayoría de países se esté dando una lucha sin tregua para perseguir, judicializar y castigar a los corruptos.

Por eso ha causado polémica la propuesta del presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, de perdonar a los corruptos a quienes no se les sigan procesos jurídicos, y a partir de ahí hacer un borrón y cuenta nueva.

Llama la atención que su idea se dé justo cuando se conocen las acusaciones sobre pagos de sobornos a quien fuera su secretario de Seguridad Pública cuando se desempeñaba como alcalde de la Ciudad de México.

Y que además proponga una consulta popular para que el pueblo decida si se investiga o no a los últimos cinco presidentes mexicanos por actos de corrupción.

¿Será ese el populismo descarado que impondrá López Obrador una vez se posesione?

Ello es lo que da a entender cuando propone que lo ilícito se vuelva aceptable y cuando admite que puede haber una sociedad sin ética.

En la corrupción no hay punto medio: o se es corrupto o no, y a quien es culpable se le debe castigar, obligar a que repare el daño hecho y a que su condena se ponga como ejemplo para la sociedad.

VER COMENTARIOS
Columnistas