Bajo sospecha

Escuchar este artículo

¿Y la transparencia?

Enero 09, 2020 - 11:55 p. m. Por: Editorial .

El Concejo de Cali tiene la obligación de realizar un proceso transparente de elección del próximo personero municipal.

Sin embargo, lo que hay hoy es confusión.

Quien aspire a ejercer el cargo de vigilar y controlar a la Administración Municipal no puede tener ninguna relación con el movimiento que eligió al alcalde ni haber participado en su comisión de empalme, como al parecer sucede con algunos candidatos.

Tampoco están bien las interpretaciones que se le habrían hecho a la ley para escoger a la entidad encargada de evaluar a los aspirantes.

Las normas determinan que debe ser una entidad de educación superior la que realice esa labor y hasta donde se sabe la seleccionada Fundación Universidad del Valle no cumple con el requisitos, como lo ha resaltado la Procuraduría Regional.

Ante tales dudas, la sospecha ronda el proceso de elección y los aspirantes.

El personero municipal es el representante de los ciudadanos frente a la Administración Municipal, por ello no debe existir la menor de duda sobre la idoneidad e independencia de quien ejerza el cargo.

Convertir su elección en parte del botín político y clientelista es limitar la capacidad de vigilancia y control de ese organismo, a la vez que se afecta la representatividad que la Constitución le otorga como vocero de la ciudadanía.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS