Amenazas inaceptables

Escuchar este artículo

Amenazas inaceptables

Noviembre 11, 2019 - 11:55 p. m. Por: Editorial .

El deber del periodismo es informar y ser los ojos de la comunidad.

Esa es la labor que han cumplido Eduardo Manzano y Alexánder Cárdenas, periodista y camarógrafo del Canal Caracol en Cali, al investigar y publicar sus informes sobre la presencia de organizaciones criminales, el narcotráfico y todos los factores de violencia que afectan al norte del Cauca y el sur del Valle.

Por narrar lo que sucede, ellos y otros periodistas han recibido amenazas, han sido perseguidos y acosadas sus familias y algunos han tenido que abandonar su profesión e irse de Colombia para proteger sus vidas, como lo hicieron esta semana Manzano y Cárdenas.

Esa es la manera como se pretende silenciar a la prensa y obligarla a que no saque a la luz pública las actividades criminales de los delincuentes.

En una sociedad libre y democrática, al periodismo no se puede impedir que cumpla con su deber de contar la verdad pues sería claudicar ante la violencia.

Por ello hay que proteger a los periodistas, solidarizarse con ellos y exigir a las autoridades que les brinden las garantías de seguridad que sean necesarias para que realicen su trabajo e informen a los colombianos.

Es lo que debe hacer una democracia, donde la libertad de prensa y el derecho a estar informados no pueden ser víctimas de quienes pretenden acallar el periodismo.

Contra los designios de la violencia está el respaldo que deben recibir los periodistas amenazados.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS