Democracia

Democracia

Agosto 02, 2019 - 11:35 p.m. Por: Ricardo Villaveces

“La democracia es el menos malo de los sistemas políticos”. Winston Churchill.

Toma por estos días gran vigencia la cita de Churchill cuando se observan los resultados de los regímenes democráticos o los que pretenden serlo y que con simulacros de elecciones disfrazan modelos autocráticos que distan mucho del ideal democrático. Las desviaciones de esos ideales siempre han estado presentes, pero lo que se observa por estos tiempos hace pensar que estamos atravesando un momento muy crítico.

Por estos días circulaba en las redes sociales una composición fotográfica que mostraba a los líderes de la conferencia de Yalta al final de la Segunda Guerra: Churchill, Roosevelt y Stalin y los contrastaba con los tres gobernantes de esos países en la actualidad. Tal vez el único que tiene algún parecido en cuanto a su liderazgo es Putin, pues de Roosevelt a Trump o de Churchill a Johnson lo que hay es una distancia sideral y preocupa sobremanera pensar que en sus manos está en gran medida el destino del mundo. Muy paradójico resulta también que sea el presidente de China, Xi Jinping, quien se percibe como el más cuerdo y visionario y es quien se ve obligado a moderar a los que deberían ser los sensatos.

En Occidente, los Estados Unidos estarían llamados a seguir dando la pauta y conservar el liderazgo que bien se ganó en el Siglo XX. Después de ver el impredecible comportamiento de Trump, con los problemas que está gestando en todos los frentes, sería el momento para un relevo por alguien que volviera a tomar las riendas para buscar soluciones a retos que tienen hoy no solo algunos países sino la humanidad entera frente a problemas tan complejos como el del cambio climático. Lo que ha mostrado el partido demócrata en estos días, sin embargo, es que están cayendo en las mismas trampas populistas y están en nuestro tema de moda: ‘polarizando’ incluso a los mismos demócratas. Con los resultados económicos de ese país y el circo de los demócratas, Trump va a terminar reelecto.

Si el sistema democrático tenía las falencias que le anotaba Churchill hoy, con las redes sociales y una política completamente mediatizada, los riesgos son aún mayores. El problema es que no hay una alternativa mejor y el mal ejemplo cunde.

En Colombia estamos ad portas de unas elecciones que van a tener consecuencias importantes por cuanto pueden redefinir el panorama político y antes que ideologías o doctrinas lo que prima es la obsesión por el poder. Se ven las alianzas más insólitas que hubieran puesto los pelos de punta a los líder del pasado. El Centro Democrático con los libérales, los liberales con los cristianos que reniegan de la ideología liberal, un Petro apoyando a un maltratador de mujeres después de todas sus peroratas en sentido contrario.

En fin, no somos la excepción a la decadencia democrática pero eso es lo que hay. En el desorden que se anticipa de pronto el Presidente puede ganar algo de gobernabilidad si es capaz de desligarse de una vez por todas de los equivocados consejeros que lo han rodeado.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS