Spoiler 2020

Escuchar este artículo

Spoiler 2020

Enero 12, 2020 - 11:45 p. m. Por: Paola Guevara

Nunca falta el entrometido que nos cuenta el final de la serie que nos tenía enganchados, o el imprudente aquel que anticipa el desenlace del libro que nos mantenía en ascuas cada noche.

Cómo perdonar al que un día reveló que no hay asesino en El nombre de la Rosa o al final no quedan juntos los protagonistas de La La Land. Cada década tiene spoilers nuevos.

Ahora solo falta que vengan a hacer spoiler del 2020 también, a rompernos la tierna esperanza del año que comienza para anunciarnos que Estados Unidos iniciará otra incursión bélica con base en informes mentirosos y paranoides, en su patio trasero de turno, para mover la economía de guerra que mantiene fuertes los pistones de su gran máquina productora de sueños americanos.

Que la industria naranja será de nuevo enaltecida como discursito juvenil, hasta que alguna aplicación creativa y que finalmente piense en los usuarios riña con los intereses de alguna máquina de votos establecida.

Que las marchas estudiantiles volverán junto a la conveniente sordera institucional de siempre. Que retornarán los líderes sociales asesinados y quienes sigan atribuyendo las muertes a líos de faldas y suspicacias atenuantes.

Que volverán las llamadas que anticipan masacres en poblaciones remotas, y quienes miren para otro lado con pasiva complacencia estatal; los que pidan bajas humanas a costa de todo y quienes, amnésicos, bajen el porcentaje de certeza permitido en las incursiones militares a cambio de resultados.

Los retrasos en el túnel de la Línea, los proyectos de metro archivados hasta nuevo aviso; políticos que revivan el debate de la pena de muerte para violadores cuando las encuestas los tengan contra las cuerdas y nuevos secretarios de seguridad que se muestren felices por porcentajes nimios.

Pero este guion ya lo vimos demasiadas veces, no hay spoiler que nos asombre. Colombia se repite a sí misma año tras año como una película de lunes festivo.

Y cuando creemos superados algunos capítulos nefastos de nuestra historia, ellos retornan, tercamente, como una vieja telenovela que el productor de contenidos de nuestra realidad recicla impunemente. Qué tremenda falta de imaginación es repetir los bucles de la violencia.

Habría que inventar nuevos finales de año, nuevos finales de década, nuevos finales de temporada. Empezar, esta vez con empatía, cada cual desde su orilla. El lienzo está en blanco y se llama 2020.

Sigue en Twitter @PGPaolaGuevara

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS