Escuchar este artículo

Por Juan Camilo

Octubre 04, 2020 - 11:45 p. m. Por: Paola Guevara

Del 15 al 25 de octubre será la Feria Internacional del Libro de Cali, y quince días antes fallece su director, Juan Camilo Sierra. Tenía 55 años e ideas y energía para 55 años más.

En situaciones como estas -tan inesperadas que nos quedamos como a la espera de un rito de paso que no llega- se mide el talante de un líder.

Hay líderes sin los cuáles muere un proyecto y se dispersan los procesos, se rodean de súbditos de ocasión y oportunistas en busca de favores y plazas. Y hay otros líderes, como Juan Camilo, que pueden marcharse de imprevisto sin que naufraguen sus causas.

Juan Camilo era el corazón de la Feria del Libro de Cali, pero diseñó un evento que reposaba sobre los hombros de muchos y, por tanto, seguirá adelante como habría querido él, con más de 400 eventos y más de 600 invitados nacionales e internacionales este año.

Él acercaba a sectores lejanos, sentaba a los opuestos en la misma mesa, creaba lazos nuevos, conservaba los antiguos, sabía escuchar, estaba siempre abierto y dispuesto. Representaba todo lo opuesto a la burocracia.

Como recordaba en días pasados Darío Henao, Juan Camilo tenía la facultad de decir siempre la verdad. No creaba falsas expectativas: si decía que podía agendar un evento en tal fecha, en tales circunstancias y con tales limitantes, eso era exactamente lo que ocurría. Su palabra era su agenda.

En un mundo lleno de eufemismos, de gente que teme decir sí, que teme decir no, que teme decir “no sé”, y que prefiere cortesías de corto plazo antes que verdades firmes de larga duración, el de Juan Camilo es un talento que todos deberíamos procurar y entrenar. Un verdadero hombre de la palabra. De palabra.

Recordaré su sonrisa permanente y la serenidad que podía conservar incluso en la cresta de la ola; esa inteligencia sensible que le permitía emprender, con igual emoción, una gran feria de ciudad o la dotación de una pequeña biblioteca veredal.

Dedicó su vida al libro, a la cultura, a la promoción de la lectura, y no exagero cuando digo que Cali y Colombia acaban de sufrir una pérdida enorme, pues Juan Camilo se marcha en su momento de mayor madurez intelectual, de mayor experiencia, cuando tenía todavía tanto por dar.

La mejor manera de honrarlo es acudir masivamente a los eventos virtuales de la Feria del Libro de Cali. Infórmese, agéndese, comparta. Ahora le corresponde a la ciudadanía, que valora el legado de Juan Camilo, exigir a los sectores público y privado su continuidad. Esta va por ti, Juan.

Sigue en Twitter @PGPaolaGuevara

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS