Educar en el feminismo

Educar en el feminismo

Mayo 08, 2019 - 11:45 p.m. Por: Paola Gómez

Antes que asustarte con la palabra feminismo en el título de esta columna, si la palabra te asusta, quiero invitarte a que llegues hasta el final, con amor y sin prevención, entendiendo que el mundo ha cambiado y que es nuestro deber aportar, para que en él haya más equidad y respeto, así como menos estereotipos y violencias absurdas.

Creo que eso, en últimas, es lo que persigue la autora nigeriana Chimamanda Ngozi Adichie con su texto ‘Querida Ijeawele, cómo educar en el feminismo’ una carta a su amiga que le pide consejos de cómo criar a su hija para que fuera feminista. Y la traigo a colación en vísperas del Día de la Madre, como una plegaria a quienes tenemos el reto de formar a niñas y niños en un mundo menos lleno de prejuicios y machismos legitimados en el tiempo. Aquí van 8 de las 15 sugerencias, con anotaciones propias. Qué bueno que las leyeras con los tuyos, con las tuyas:

1. “La maternidad es un don maravilloso, pero no te definas únicamente por ella”: no te sientas culpable por trabajar en lo que te gusta, fuera de casa y no permitas que te juzguen por hacerlo.

2. “Hácedlo juntos”: los cuidados de los hijos no son solo tarea de la mamá y se debe agradecer al papá porque ‘ayuda’. Él no ayuda, es su obligación. El hijo es de los dos. Y puede hacerlo igual o mejor que tú.

3. “Enséñale a tu hija (y a tu hijo) que los roles de género son una tontería. Saber cocinar no es un conocimiento pre instalado en la vagina”. Las tareas domésticas no son exclusivas de la mujer y cuánto daño nos ha hecho encasillarnos en colores, juguetes y deportes por ser hombre o mujer.

4. “Jamás hables del matrimonio como un logro”. No es el fin de la vida. No te ganaste la lotería por casarte. Y no eres una fracasada o fracasado por no hacerlo.

5. “Enséñale a rechazar la obligación de gustar. Su trabajo no es ser deseable, sino realizarse”. Nos educan para caer bien, incluso para callar si alguien nos abusa, para no causar problema. Ser amable es una cosa y ser tonta, otra muy distinta.

6. “Fíjate en cómo tratáis el tema de su apariencia. Nunca le digas que una falda corta es inmoral”. Tan fácil que es caer en el lugar común de decir ‘se lo buscó por vestirse así’. Ayúdala a ser feliz con o sin maquillaje, con su cabello afro al aire. Que sea su elección, que no solo siga el patrón.

7. “Háblale de sexo y empieza pronto”. Que no se avergüence por desear, que sepa que es dueña de su cuerpo, que la menstruación no es un tabú, que es una bendición y que contribuye a dar vida.

8. “Háblale sobre la diferencia. Explícale que algunas personas son homosexuales y otras no, que hay personas que acuden a la iglesia y otras a la mezquita”. Tolerancia, equilibrio, sabiduría. Enseñar lo que de verdad importa. Educar en humanidad para vencer la desigualdad. @pagope

Sigue en Twitter @pagope

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
Columnistas