Candidato/a, no lo hagas

Candidato/a, no lo hagas

Marzo 27, 2019 - 11:45 p.m. Por: Paola Gómez

En tiempos de noticias falsas, de populismos mediáticos y de aspirantes que se asumen súper héroes, bien vale la pena recordarles a quienes aspiran a gobernarnos que necesitamos seriedad.

Candidatos (muchos), candidatas (pocas): esperamos su compromiso, su altura, su conocimiento y que, por amor de Dios, no caigan en estas diez trampas, tan tentadoras, en los siete meses de campaña que se nos vienen encima:

1-No te creas un Mesías, dale manejo a tu ego. Una cosa es ser seguro y contarle a la gente qué has hecho y piensas hacer, y otra muy distinta es que la arrogancia gobierne tu discurso y te la pases haciendo una oda al superyo, donde claramente la ciudad no te importa tanto como tu vanidad.

2- No te gastes la platica en guerra sucia en las redes sociales. Y menos en ejércitos de trollers expertos en acribillar con insultos y mentiras en twitter, facebook e instagram. Somos buenos aprendiendo lo malo. Y eso sí que, por desgracia, lo venimos haciendo bien.

3-No fabriques ni pagues encuestas que te muestren en los primeros lugares y que a leguas se nota que las mandaste a hacer tú.

4- No te disfraces, no payasees, deja el folclorismo. Si nunca has bailado salsa, no vengas a dártelas ahora de salsero/a. Si nunca has comido en la galería, no inventes que siempre lo haces. Si las mujeres, las comunidades lgbti, las étnicas, o las minorías nunca te han importado, no presumas ahora de que sí. No adquieras una falsa pose que eso se nota.

5-No te la pases buscando camorra con los demás aspirantes o con los gobernantes de turno. Haz un debate con altura, sin personalizarlo, digno de la ciudad o el departamento que aspiras gobernar.

6- No te hagas la víctima y construyas una campaña sobre ello. Eso de que te persiguen por pobre o negro, o rico y blanco es de un populismo rancio y nocivo.

7- No prometas imposibles. No creas a la gente tonta, no inventes cosas que no se pueden hacer, puentes donde no los habrá, policías en cada esquina, eventos gratis que no sucederán y una ciudad europea que Cali no será.

8- No hables de lo que no sabes. Lo mínimo que debes hacer si aspiras a gobernar es conocer la ciudad, el departamento, qué pasa con la seguridad, cómo está su salud, su infraestructura.

9-No atiborres la ciudad, los carros, las esquinas, las vitrinas, el paisaje con publicidad política de tu campaña. Claro, tienes derecho a hacerla, pero no exageres. Recuerda un viejo dicho local que reza: “no sea mugre con Cali”.

10- No le vendas el alma al diablo. Hay cosas que no se perdonan y una de ellas es creer que el fin justifica los medios. Es mejor perder con dignidad que llegar arriba con engaños: tarde que temprano todo eso la vida y la política te lo cobrará. 

Sigue en Twitter @pagope

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
Columnistas