Tracamanada de locos

Tracamanada de locos

Marzo 04, 2019 - 11:45 p.m. Por: Miky Calero

Nos gobierna una cantidad de chiflados, locos por el poder. Ese cuento de que lo hacen por el pueblo es pura carreta. Ni la derecha ni la izquierda, ni las religiones organizadas, ni las no. El poder es algo que hace que las personas se enloquezcan y se vistan de santos, de luchar por el pueblo, de ser los salvadores e iluminados, pero estoy seguro que nadie que persigue el poder del ego puede ser un verdadero servidor. Los verdaderos son los Gandhi, los Mándela, las Teresa de Calcuta, o para no ir muy lejos nuestra madre Alba Stella.

El norte tiene un loco demente, que solo le importa el dólar, y acá tenemos uno que se resiste a aceptar que ya no es presidente. Tenemos un vecino que parece más un payaso de circo que un servidor público, que aprendió a hablar inglés en Rusia. En Siberia hay uno que se cree Rambo y su nombre lo dice todo. Asia tiene uno que saca todos sus juguetes bélicos para intimidar y tiene peluqueado de reguetonero.

Todos vociferan los unos de los otros, se muestran los dientes en nombre del pueblo que aguanta hambre. Se inventan guerras soberanas, pero el verdadero motivo es el oro, el petróleo y salvaguardar las grandes corporaciones que son quienes los ponen en el trono y que son los verdaderos dueños del poder. Es un mundo demente.

Cuando del medio ambiente se trata y de salvar los recursos naturales, unos explotan oleoductos, otros secan ríos y hacen represas mal diseñadas, otros niegan que haya un cambio climático. Otros venden el subsuelo a los grandes que son pocos, para que la riqueza siga siendo pesimamente repartida. Lo que toca el poder se corrompe, deja de ser para todos.

Aclaro. A lo que me refiero son aquellos quienes por su ego y vanidad persiguen el poder, pero estoy consciente que no todos son así, hay buenos servidores públicos que están en el gobierno o que aspiran llegar a él.

Por eso es tan importante escoger bien a nuestros verdaderos líderes, los mesurados. Me gustan los que sus campañas no son de ataques sino de propuestas reales y realizables. Los que saben escuchar con respeto, los sensibles con los desprotegidos, que los hay los hay. ¿Será que estamos listos para ellos?

PD. Triste lo de la Sierra Nevada y las cientos de hectáreas quemadas, solidaridad por nuestros hermanos Mayores, aquellos que todavía ven en la tierra, la Pachamama, a nuestra Madre. Aquellos que se resisten a perder su identidad y sus ceremonias sagradas. He visitado esas grandiosas tierras y aprendo de su cosmología, agradezco a mis hermanos arahuacos por su hospitalidad y por compartir su sabiduría. ¡Azi Mazare Busiminchanao!

VER COMENTARIOS
Columnistas