Escuchar este artículo

Confirmamos que ayudar nos hace bien

Octubre 02, 2020 - 11:35 p. m. 2020-10-02 Por: María Juliana Ruiz Sandoval

Si algo hemos aprendido en este tiempo de agudos contrastes producto de la pandemia por el Covid-19, es que la incertidumbre y la adversidad también pueden ser una oportunidad para demostrar el poder de estar unidos, de actuar de manera colectiva para salvaguardar el mayor valor que poseemos: la salud y la vida.

En ese contexto y apelando al patriotismo, invité a los colombianos a unirnos poniendo nuestra bandera y transmitiendo mensajes como:
Gracias, Te estoy pensando, Acá estoy, Cuídate, para animar y reconfortar a las víctimas de esta enfermedad y a quienes estaban conteniendo esta batalla en la primera línea de acción.

Esos mensajes fueron la inspiración para poner en marcha una acción concreta que presentamos al país el 24 de marzo: ‘Ayudar nos hace bien’.
A partir de la solidaridad y de la consciencia de que cada acto propio puede beneficiar a alguien más, logramos la convergencia de aliados formidables y comprometidos, del sector público, de la empresa privada y de la ciudadanía, alrededor de un propósito común: la nutrición en cuerpo y alma de los colombianos más vulnerables, afectados por la pandemia.

Hoy podemos decir con profunda emoción que los colombianos cumplimos la meta fijada; con los aportes de más de 26 mil donantes,
recaudamos 1 millón de mercados para beneficiar a cerca de 4 millones de compatriotas, lo que representa 68 millones de platos de comida. Un resultado contundente que además es un motivo para que nuestros donantes también se sientan partícipes del logro en la reducción del 40% en el indicador de notificaciones de muertes por o asociadas a la desnutrición en niños menores de cinco años, en plena pandemia. Lo que nos reafirma el impacto en el desarrollo social y económico que tiene invertir en la seguridad alimentaria de los colombianos.

Desde el principio nuestro propósito fue hacer presencia en todo el territorio nacional y así lo hicimos, de manera oportuna y entregando alimentos en óptimas condiciones que garantizaran un balance nutricional para las familias (3 o 4 miembros), por un tiempo cercano a las seis semanas. Llegamos a los 32 departamentos y 1103 municipios del país; en la región Pacífica llevamos más de 152 mil ayudas, 58.266 fueron destinadas al Valle del Cauca. Allí, en Bazán Bocana (Buenaventura), tuvimos la oportunidad, en una acción conjunta con la Armada Nacional y los jóvenes de la comunidad, de ampliar la infraestructura y aportar la dotación de equipos para la puesta en marcha de la estrategia Sacúdete, bajo la oferta del Icbf y la Consejería Presidencial para la Juventud. Así mismo, en Quibdó se entregaron computadores para impulsar la educación virtual, como resultado de una alianza de esta misma Consejería y Nestlé. Es decir que, a la entrega de mercados, se sumó la de elementos para el desarrollo social.

En ese proceso siempre contamos con los gestores sociales y con nuestra Fuerza Pública quienes, con su vocación de servicio y entrega, nos permitieron fortalecer el anclaje de la nación en las regiones y fueron también portadores de mensajes llenos de afecto y compañía para quienes más lo necesitaban.

Quisimos responder con transparencia, y eficacia a la confianza que cada uno de los donantes depositó en nosotros, por eso aplicamos adecuadamente la tecnología, con Analítica y Big Data, y generamos una metodología que permitió la trazabilidad de cada etapa, desde la recepción del aporte, hasta su entrega, con información fidedigna sobre los compatriotas beneficiados.

En la unidad nacional encontramos un motivo para conectarnos; en la solidaridad, un camino para apoyar a los colombianos más vulnerables y en ‘Ayudar nos hace bien’, una respuesta idónea para su bienestar.

* Primera Dama de la Nación

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS