La Canciller

Escuchar este artículo

La Canciller

Noviembre 10, 2019 - 11:45 p. m. Por: Mabel Lara

Hace 30 años, el 9 de noviembre de 1989 cuando cayó el muro de Berlín, la mujer más poderosa del mundo estaba metida en un sauna de Berlín del Este tomando cervezas con su mejor amiga.

Era un típico jueves en la Alemania comunista y Ángela Dorothea Kasner, mejor conocida como Ángela Merkel, quien tomó su apellido del primer matrimonio con el físico Ulrich Merkel, salía de su jornada de rutina rumbo a su apartamento ubicado a unos pocos metros del muro.

Pocos saben que ese mismo día de la caída del muro, a sus 35 años, nacía para el mundo la política más influyente de nuestra generación. La física que trabajaba en la Centro de Investigaciones de Berlín Oriental después de ese suceso histórico decidió asumir su responsabilidad en la construcción del nuevo país y se lanzó, inicialmente como acomodadora de cajas en un partido que apenas estaba naciendo (Unión Cristiana Democrática, CDU), y luego como Canciller de Alemania, a manejar los hilos de la política Europea.

El pasado sábado en la conmemoración de los 30 años del derribamiento del denominado ‘muro de la vergüenza’ la canciller Ángela Merkel volvió a meterse en la historia del mundo al dirigir el discurso de la caída de la muralla siendo ella el símbolo político de la reunificación de los dos Alemanias.

Se le vio como siempre calmada, en control, desaliñada como la han señalado desde que comenzó su proyecto político: con su típico corte de cabello, sin aretes y sus pantalones de color oscuro denotando el poco interés que le da a los asuntos de la imagen y el diseño. Y ante la puerta de Branderburgo, recordó a las más de 75 mil personas llevadas a prisión por fugarse de la antigua RDA y a las otras tantas víctimas que murieron tratando de escapar a la dictadura del régimen comunista.

Ángela Merkel ha sido la primera en muchos escenarios: se convirtió en la primera exciudadana de la República Democrática Alemana en liderar la Alemania reunificada y fue la primera mujer que lideró su país.
Durante ocho años consecutivos ha encabezado la lista de Forbes de las mujeres más poderosas del mundo y hoy cumple su cuarto mandato siendo “la líder de facto de Europa tras conducir a su país hacia el crecimiento y estabilidad luego de superar una amenazante crisis financiera” (Forbes 2019).

Cuesta pensar que las imágenes de la Canciller de este fin de semana, pueden ser las últimas del mito creado alrededor de ella. Se le ve agotada y parece estar políticamente en las últimas. Los temas de interés como la criminalidad, la desigualdad y la inmigración no están siendo afrontados con el mismo ímpetu de años anteriores. Los episodios de sus temblores, por los escenarios de estrés, muestran a una mujer a sus 65 años que ya está pensando en su retiro y desde ya ha declarado que al terminar su mandato se retirará a visitar los 17 países en donde se le han entregado títulos honoris causa.

Ella toda es la personificación del empoderamiento femenino y podríamos estar presenciando los últimos pasos de la mujer más importante de nuestra época.

Sigue en Twitter @MabelLaraNews

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS