A papá

Escuchar este artículo

A papá

Junio 21, 2020 - 11:45 p. m. Por: Mabel Lara

Nunca será tarde para agradecer el amor de un papá responsable. En un país culturalmente machista donde aún se tienen hijos con diferentes mamás y se aplaude la virilidad como demostración de poder; no nos queda más que rescatar y aplaudir a esos hombres que no han dejado de ser menos machos por asumir la vida familiar y la responsabilidad de traer hijos al mundo.

Hace algunos años estar embarazado se consideraba como una actividad propia y única de las mujeres. Sólo nosotras asumíamos la transformación hormonal y los cambios físicos; pero por fortuna, como un avance del mundo moderno, el rol de los padres empezó a tener mayor preponderancia en la crianza. Hoy vemos papás más implicados y comprometidos en las decisiones cotidianas, amorosos, demostrativos y abiertos.

Las nuevas paternidades sugieren una figura menos autoritaria y más afectiva que no afecta su hombría. Cambiar pañales, calentar teteros, o trasnocharse es una responsabilidad compartida; incluso plantearse abiertamente en el cambio de rol si es la mujer que debe salir a trabajar y el hombre quedarse en casa cuidando la economía del hogar.

Ya la frase de mamá una sola, papá cualquier…, no cabe en las sociedades modernas conscientes del rol del otro, de la pareja en la crianza. Es tan importante la vinculación de la figura paterna en la familia que el think thank The family Watch, un centro de pensamiento que trabaja en comunidades de todo el mundo educando sobre políticas para fortalecer a las familias, descubrió que la “ausencia paterna está detrás de la mayoría de los casos de la delincuencia juvenil”.

Lo interesante del estudio es que vincula la falta de un modelo o referente en el crecimiento de los hijos con un menos cociente intelectual o mayor fracaso escolar y destaca que más del 50% de las familias monoparentales están en riesgo de pobreza, y sus empleos
tienden a ser más precarios.

Algunos de los soportes de estas afirmaciones están en las revueltas juveniles de 2011 en Tottenham, Inglaterra, donde el 50% de los arrestados no tenían papá. Y no estamos diciendo que las mujeres solas no pueden criar a sus hijos, Colombia es un ejemplo de esa realidad. Lo que planteo es que los papás sí son necesarios en la formación de un ser humano y ante la inconciencia y vagabundería es importante llamar a la sociedad a que deconstruyamos el rol de los hombres en las familias tradicionales.

La paternidad responsable no es un asunto de psicólogos y educadores, es una labor compartida, una exigencia social. Sí usted queda embarazado, responda. Las implicaciones de un hijo sin su papá están más que demostradas. Hay que dejar tanta alcahuetería soportada en el machismo para empezar a sancionar, o al menos señalar la insensatez de tanto holgazán.

También es este un llamado a las mujeres para escoger adecuadamente a los socios de semejante proyecto familiar. Los exesposos o exmaridos siempre podrán existir, pero lastimosamente no así los expapás y exmamás, estos son para toda la vida.

Sigue en Twitter @MabelLaraNews

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS