Putin, personaje del año

Escuchar este artículo

Putin, personaje
del año

Noviembre 28, 2019 - 11:35 p. m. Por: Liliane de Levy

El año termina y se hacen balances. Entre las personalidades que moldean la política internacional el presidente ruso Vladimir Putin sobresale como el más influyente e imponente. Su indiscutible ‘talento’ lo saca de su formación de exfuncionario de la KGB; allá aprendió a dividir para reinar utilizando las armas de la desinformación y la propaganda, magnificadas con el uso del internet y las redes sociales. Y así sin mucho insultar ni patalear (casi que no se le conoce la voz) ni gastar, consiguió sembrar discordias entre sus rivales y enemigos para eliminarlos y dominarlos. Hoy en día la Rusia de Putin manda a la manera de una verdadera superpotencia (que no lo es, económica y militarmente hablando) y a su puerta llegan los más diversos líderes mundiales a consultar y pedir ayuda. Entre ellos llegará el mes próximo el mismo nuevo presidente de Ucrania Volodymyr Zelensky (cuyo país fue invadido y fracturado por los rusos), asqueado después de su enredado acercamiento con el norteamericano Donald Trump.

Enumerar los aciertos políticos de Putin sería imposible en este espacio y trataré de enfocarme en los más relevantes. Comenzando con la Organización del Tratado del Atlántico Norte (Otan) que se encuentra en plena crisis existencial -calificada de 'muerte cerebral' por el francés Emmanuel Macron. A principios de diciembre en su cumbre anual, los integrantes de esta alianza militar -creada hace 70 años con el propósito de luchar contra el expansionismo soviético- debatirán su futuro y su necesidad en un mundo que ha cambiado, así como su disminuida importancia por falta de liderazgo y solidaridad. En efecto Estados Unidos se desinteresa del organismo cuando por ejemplo se retira de Siria sin siquiera consultarlo. Y Turquía compra armas rusas sin importarle la incongruencia de su acción. La Otan pierde sentido y puede desaparecer. Para felicidad de Rusia y de Putin.

En Inglaterra el Brexit siembra el caos y Putin gana puntos. Dentro de dos semanas los ingleses llevarán a cabo nuevas elecciones para determinar si finalmente salen de la Unión Europea o se quedan. Informes serios que el actual gobierno de Boris Johnson se niega a divulgar demuestran que Rusia tuvo que ver con el resultado del referendo que oficializó la salida de los ingleses de la Unión Europea y posteriormente se cuestionó.

¿Por qué Putin se habría involucrado en tan íntima decisión? La respuesta es sencilla: entre más se divide y debilita la Unión Europea, más poder, influencia y libertad de acción gana Moscú, con Putin a su cabeza. Es lo que también ocurrió con las últimas elecciones presidenciales norteamericanas donde se piensa que los rusos se habrían inmiscuido para favorecer la candidatura de Donald Trump y provocar la actual división política y diplomática de la primera superpotencia que la obliga a replegarse sobre sí para sanar su situación... dejando las manos libres a una Rusia que llega feliz a llenar el vacío que deja en el escenario mundial.

El sorpresivo retiro de los norteamericanos de Siria confirma lo dicho. Lo cierto es que desde un principio de la guerra civil siria los rusos apoyaron al dictador Bashar al Asad y pese a las atrocidades cometidas por su régimen lo siguieron apoyando. Hoy en día Bashar al Asad se encuentra consolidado en su cargo pero Rusia manda en Siria e influye a su alrededor, en Turquía, en Irán, en Arabia Saudita e incluso en Israel. Toda una región que conquistó por medio de la desinformación y la propaganda y que Putin ejerce con maestría. Y la sórdida ventaja de ser un gobernante autoritario, que actúa a su antojo sin ser molestado por aquellos valores democráticos occidentales que vigilan y limitan los excesos.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS