Escuchar este artículo

Cannes, ¡al rescate!

Junio 03, 2021 - 11:35 p. m. 2021-06-03 Por: Liliane de Levy

Pandemia, máscaras, distanciamientos, aislamientos, paros, desempleo, violencias, desespero... Meses marcados por la tristeza y el desamparo de una crisis sanitaria, cultural y social sin precedente. Por fin el abominable virus comienza a ceder y el mundo a respirar y buscar salvación. El arte en general y el cine en particular vienen a su rescate. Entre otros el más amplio, exigente y aleccionador de todos los festivales de cine del mundo, el Festival Internacional en la ciudad francesa de Cannes anuncia formalmente que respetará la cita fijada (con dos meses de atraso, del 6 al 17 de julio en vez de la tradicional fecha en mayo) para abrir muy grande sus puertas a la industria cinematográfica mundial.

Con más asistencia y más películas registradas que nunca -recibió 2300 en vez de las habituales 1800 - incluyendo las reprimidas del año 2020 cuando se tuvo que cancelar. Respetando todas las normas de salud necesarias (vacunas o test obligatorios, sanitización de los auditorios, etc.)

El Festival de este año sera monumental. Según su director, el admirable e increíblemente eficiente Thierry Fremaux, la selección oficial y todas las selecciones paralelas de este año incluirán trabajos de los más eminentes realizadores del mundo que llegarán sin las mismas exigencias de ubicación o atención que los años anteriores, con el ánimo de colaborar con los organizadores y ayudarlos a cumplir con públicos sedientos de normalización. También habló con vigor de la intención de Cannes de no caer en la tentación de la virtualización que trivializa el cine y le quita valor. El Festival de Cannes, según su director, entiende el arte cinematográfico como un espectáculo en vivo, el “Woodstock del cine”, con una visión universal que solo se aprecia en teatros cerrados y acompañados de multitudes. También recuerda Fremaux que el cine siempre fue amenazado por movimientos en su contra y salió airoso como la televisión que surgió en los años 50, los videos en los años 80 con los VHS y DVD, las plataformas que distribuyen películas a domicilio y a profusión desde el año 2000. En todas las circunstancias el cine se defendió valerosamente cambiando, mutando, adaptándose y evolucionando, y hoy en día nadie se quiere perder del placer de ver una buena película en un teatro bien acomodado y vibrar en conjunto con los demás espectadores.

El programa del 74 Festival de Cannes que abrirá en julio contará con el realizador Spike Lee como presidente del jurado y con una multitud de propuestas de alto calibre llegadas de todas partes del mundo. Entre las más opcionadas cito algunas con la esperanza de verlas seleccionadas como, por ejemplo, “Annette” del poeta y visionario francés Leos Carax que inaugurará el Festival; “Bernedetta”, del holandés Paúl Verhoeven (Basic Instinct ); “The French Dispatch” muy esperada, del norteamericano Wes Anderson (programada desde 2020); “Tre Plani” del italiano Nanni Moretti (El cuarto del hijo); “Petrov” del genial realizador ruso KIrill Serebrinnikov; “Ahed’s Knee” del israelí Nadav Lapid; “A hero” del muy famoso iraní Asghar Farhadi; “París, distrito 13” del veterano francés Jacques Audiard; “Peaceful” de la francesa Emmannuelle Bercot y tantos otros.

No se sabe todavía en que quedará la nueva película “The power of the dog” de la extraordinaria Jane Campion (Nueva Zelandia); ella sigue siendo la única mujer de la historia galardonada con la Palma de Oro, máximo premio del Festival en 1993 por su película “The Piano”. A mucho honor yo la había entrevistado en ese entonces para la revista dominical de este diario. Su filiación con Netflix la condena a participar en el grupo “no competencia”. Lo bueno es que la película la veremos, con seguridad, sea en Cannes o en Netflix y me alegro.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS