Interrogantes

Octubre 02, 2022 - 11:50 p. m. 2022-10-02 Por: José Félix Escobar

En el actual estado de cosas es válido hacerse cuestionamientos e interrogantes. ¿Qué sucedió en Rusia? ¿Cómo un gran Estado resuelve de la noche a la mañana desorganizar el entorno europeo y causar estrés en todo el mundo? ¿Por qué razón Rusia, la economía número once del mundo en 2021 se lanzó a una aventura que le costará el retroceso más grande que haya visto nación alguna desde 1945?

Las respuestas apuntan hacia la complicada estructura sicológica de Vladimir Putin. Educado en la disciplina férrea del KGB, el líder ruso fue derivando de manera irreversible hacia la dictadura. Dicen algunos expertos que Putin es un nostálgico de la grandeza de la Unión Soviética, pero los hechos demostraron que el fundado por los bolcheviques era un imperio hueco, de escasas raíces.

Los sucesos más recientes muestran que Rusia organizó un remedo de referendos en las regiones orientales de Ucrania, para darle un supuesto fundamento legal a la adhesión de esas zonas al territorio ruso. Pero es necio asegurar que Rusia, la nación más extensa del mundo necesitara de manera urgente expandirse, hasta el punto de desatar una guerra que ha costado miles de vidas y que obligará al país agresor a responder por cuantiosas compensaciones posbélicas.

La anexión violenta acaba de consumarse. El viernes pasado Putin anunció que los territorios de cuatro regiones del oriente ucraniano se consideraban a partir de ese momento territorio ruso. Toda la comunidad internacional ha manifestado su perplejidad ante el despojo.

Es fatal como precedente permitir que un Estado se apropie por la fuerza de los territorios vecinos. En muchas latitudes hay cuestiones limítrofes candentes aún por resolver.

¿Alguien ha visto una escena más patética que la actual huida de millares de rusos por todas las vías posibles, terrestres y aéreas, escapando a la última conscripción de 300.000 nuevos combatientes ordenada por Vladimir Putin? ¿Será demostración de falta de patriotismo o de exceso de sentido común frente a una guerra que muy pocos en Rusia consideran una causa válida?

En otras regiones del mundo también surgen los interrogantes. ¿Por qué Irán, poseedor de una historia milenaria, ratifica la represión a su pueblo? ¿Encuentra alguien algo más extemporáneo que la ‘Policía de la moral’ conformada por fanáticos dedicados a verificar si el velo que se impone a las mujeres está bien puesto? ¿Cómo es posible que una nación con más de 230 universidades mantenga en pleno Siglo XXI una discriminación tan irritante contra las mujeres?

¿Quién asesoró al presidente Gustavo Petro para redactar su reciente intervención en la asamblea de la ONU? No han faltado los aduladores de costumbre que elevaron el discurso de Petro a la categoría de obra maestra. La verdad es que la prensa internacional o guardó silencio o criticó abiertamente el vergonzoso salpicón de ideas expresado por nuestro presidente.

***
Posdata. Mientras en Irán se lamenta la muerte de la joven kurda Mahsa Amini a manos de la policía, Colombia y en particular nuestra región tiene sobrados motivos para exaltar a valiosas mujeres que se destacan ampliamente. A los nombres de Diana Trujillo, científica al servicio de la Nasa; Lina González Granados, de 34 años, designada directora de la Opera de Los Ángeles; debe unirse la excandidata a la vicepresidencia Marelen Castillo. Todas son orgullo de nuestra comarca.

VER COMENTARIOS