Oasis

Escuchar este artículo

Oasis

Septiembre 02, 2019 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

La naturaleza nos sorprende y nos acerca a Dios si somos capaces de ver al Creador en tantas maravillas:

Un colibrí mueve sus alas a una velocidad asombrosa: entre 80 y 100 veces por segundo y, por eso, consume tanta energía.

Existe una araña buzo que sobrevive dentro del agua formando burbujas de aire dentro de su telaraña.

Es bien curioso saber que los delfines duermen con la mitad de su cerebro y que un pulpo tiene tres corazones.

Las crías de la araña cangrejo son terribles ya que devoran a su madre después de nacer.

Uno de los peces más raros es el saltarín del fango. Allí vive y da grandes saltos para cazar insectos.

Para que disfrutes de medio kilo de miel las abejas deben visitar nada menos que dos millones de flores.

Y la lista podría continuar para mostrarnos que vivimos en un mundo lleno de cosas extrañas y sorprendentes.

Sigue en Twitter @Gonzalogallog

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS