Escuchar este artículo

Oasis

Mayo 15, 2020 - 11:30 p. m. Por: Gonzalo Gallo

Un paisaje otoñal ejerce sobre mí un embrujo que penetra por mis poros y mis ojos con destellos de luz y belleza para mi ser.

¡Oh, Dios! ¿Cómo no extasiarse con esa acuarela de rojos, naranjas, ocres, amarillos y verdes que se van opacando?

Y qué lección sobre lo importante que es soltar para poder estar ligeros de equipaje y darse luego el regalo de renacer.

Sí, la primavera es fantástica y hechizante, pero sólo la podemos disfrutar porque las plantas se despojaron de todo.

Los místicos siempre han alabado y practicado el desasimiento, el despojo, el acto espiritual de soltar y amar el vacío.

Lo vemos en maestros como Francisco de Asís, Teresa de Jesús y Juan de la Cruz. Pero también en otros credos.

Hay textos preciosos sobre el valor de vaciarse en Lao-Tse, en los sabios sufis persas, en el budismo y el hinduismo.

¿Qué quieres soltar? ¿Qué cargas del ayer? Esta exigente experiencia actual es una estupenda oportunidad para hacerlo.

Sigue en Instagram @Gonzalogallog

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS