Oasis

Oasis

Marzo 18, 2019 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

Siete nominaciones parecían más que suficientes para que Glenn Close, una leyenda del cine, se llevara a casa el primer Oscar.

Su papel en ‘La buena esposa’ la había erigido como favorita en la categoría de mejor actriz.

La carrera de Close es un ejemplo de superación que se remonta hasta una complicada adolescencia.

Para ella fue muy duro estar recluida en una secta religiosa y lo dijo en una entrevista con The Hollywood Reporter en 2014:

“Desde los 7 a los 22 años formé parte del grupo radical cristiano Moral Re-Armament al que se había unido mi padre, doctor de Harvard.
Básicamente no te permitían hacer nada, o te hacían sentir culpable por cualquier deseo que veían como antinatural”.

En pleno siglo XXI aún hay millones que creen sin titubeos todo lo que ordenan o prohiben ciertas iglesias.

No son capaces de ver que todo lo que se pide es humano y que Dios sólo quiere algo muy simple: Ámate y ama para ser feliz.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
Columnistas