Oasis

Oasis

Julio 22, 2018 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

Hay seres con dones especiales como Edgar Cayce de EE. UU. A los siete años ya dio muestras de esos  poderes extraordinarios.

Como suele pasar, su familia pensó que estaba loco porque veía auras en sus vecinos, escuchaba voces y veía entidades.

Adivinó el crash de Wall Street en 1929, el comienzo y el final de la Segunda Guerra Mundial y la muerte de Roosevelt y Kennedy.

También acertó en la fecha de su propia muerte, que predijo tres días antes de producirse en 1945.

Fue apodado ‘El Profeta Durmiente’ porque usaba sus facultades extrasensoriales cuando caía en un sueño profundo.

Calló a los escépticos cuando el Gobierno de EE.UU. le encargó la misión, en 1943, de localizar soldados desaparecidos.

Cayce logró encontrar su paradero en la gran mayoría de los casos y sus críticos lo tuvieron que aceptar.

Hoy, debido a un despertar de consciencia, crece el número de niños con dones especiales y hay que saber guiarlos.

VER COMENTARIOS
Columnistas