Oasis

Escuchar este artículo

Oasis

Julio 06, 2018 - 11:30 p. m. Por: Gonzalo Gallo

Luka Modric tenía 13 años en 1998 y veía en el Mundial de Francia los partidos de Croacia en Tv con sus amigos; quedó de tercera.

El gran jugador cuenta emocionado: “Soñaba con llegar allí y hoy, quien lo creyera, soy el capitán”.

Este humilde crack ve en el fútbol un reto continuo: “Siempre creo que puedo mejorar y para ello trabajo en cada entrenamiento.

No me relajo porque no me vale con lo que he hecho. Siempre quiero demostrar que puedo hacer algo más.

En el fútbol si te relajas un poco es difícil volver a este nivel. Por eso, hasta que dure voy a ser así”.

Desde que llegó al Real Madrid trabaja por las tardes con un entrenador personal físicamente y en la velocidad.

Algo extra que sólo hacen los triunfadores y Modric afirma “He mejorado mucho gracias a entrenar más".

Este croata es un ejemplo de sencillez y buena vida. En otras palabras, es un deportista integral. Un modelo para los niños del mundo.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS