Oasis

Oasis

Junio 25, 2018 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

Mary Anne MacLeod nació en Escocia y emigró con 18 años a EE. UU., con 50 dólares, en busca de un futuro.

Era la más joven de diez hermanos nacidos en una granja de su familia y se fue a Nueva York para huir de la pobreza en 1929.

En las afueras de Nueva York trabajó duro como criada en casa de una familia acomodada.

En la ciudad vivía su hermana Catherine quien la conectó con un constructor y empresario inmobiliario que acabó siendo su esposo.

Convertida ya en una mujer exitosa, tuvo cinco hijos, siendo Donald Trump el cuarto, nacido en 1947.

¡Qué ironía, hoy el hijo de una pobre inmigrante, con mucho ego y poco amor, persigue y acorrala a los inmigrantes y separa a niños de sus padres!

Lo que ellos sufren es un drama difícil de manejar, pero no es casual que la humanidad lo afronte porque todo tiene sus razones.

Antes países hicieron estragos con su política o en sus colonias y hoy el Universo equilibra e invita a actuar con compasión, pero en Hungría ya es un delito ayudar a los inmigrantes.

VER COMENTARIOS
Columnistas