Escuchar este artículo

Oasis

Noviembre 29, 2020 - 06:20 a. m. Por: Gonzalo Gallo

Me acerco a ti. Señor, y te invoco como Padre de amor. Tú, amor infinito, eres una familia como Padre, Hijo y Espíritu.

Recuerdo a la Sagrada Familia y sé que en Jesús, José y María tengo el mejor espejo de lo que es un hogar unido por el amor.

Te doy gracias, Padre bondadoso, por mis seres queridos y todos mis familiares; los bendices y los proteges.

Los llevas con amor por el camino recto y guías nuestros pasos en el amor, el bien y la verdad. Eres la luz y la paz.

Unidos a ti somos capaces de perdonar las ofensas, superar las discrepancias y valorar las diferencias.

Queremos acordarnos de ti en la prosperidad y también en la pobreza, en el gozo y en la desdicha.

Señor bendito, reinas en nuestra familia y así podemos conocer tu voluntad y hacer sólo el bien:

Elegimos cambiar el odio por perdón, la ira por paz, la envidia por admiración y los juicios por la bondad.

Sigue en Instagram @Gonzalogallog

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS