Escuchar este artículo

Oasis

Noviembre 20, 2020 - 11:30 p. m. Por: Gonzalo Gallo

La vida en un hogar pide dibujar una línea clara entre el tiempo de trabajo y el tiempo de descanso.

No tener esto claro y definido ejerce un poderoso efecto negativo en las relaciones familiares o de pareja.

Así lo explica la sicóloga española Ligia Alvarado: “Hay que saber cerrar del mejor modo la jornada laboral.

O sea, no seguir frente al computador o atendiendo llamadas en lugar de compartir con los seres queridos.

Hay que darle prioridad a las relaciones, la diversión, las charlas, el juego, la complicidad y la intimidad.

Esto es esencial en una pareja porque les permite compartir, hablar, reírse, comer juntos, unirse y relajarse”.

El amor a ti mismo y a los demás pide definir claramente la línea que divide el tiempo de trabajo del tiempo de relax.

Amar es el arte de equilibrar todo y tener presente que hay que trabajar para vivir y no vivir para trabajar.

Sigue en Instagram @Gonzalogallog

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS