Escuchar este artículo

Oasis

Noviembre 10, 2020 - 11:30 p. m. Por: Gonzalo Gallo

Cuando amas y te amas de verdad, buscas siempre la unión y evitas todo tipo de discusión y confrontación.

Tu vida fluye en paz, incluso ante las dificultades, cuando te dedicas a unir y hermanar, en lugar de enfrentar y separar.

Por eso afirmaba el gran líder sudafricano Nelson Mandela: “Donde estés, sé un unificador, no un divisor”.

Te das un gran regalo si aplicas este pensamiento: “Donde dos o más se unen, las dificultades se dividen y las fuerzas se multiplican.

El ego amoroso une, apoya, alegra; el ego orgulloso domina, se impone; el ego defectuoso, se menosprecia y se pone de víctima.

Escucha tu corazón y mira si piensas con amor, sientes con amor, laboras con amor y te relacionas con amor.

Suele pasar que las personas creen que aman, pero es un serio autoengaño porque amar no es su prioridad.

Piensa sin excusas fáciles: ¿Los que llamo “seres amados” son lo primero? ¿Amarme y amar es mi principal prioridad?

Sigue en Instagram @Gonzalogallog

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS