Oasis

Noviembre 26, 2022 - 11:20 p. m. 2022-11-26 Por: Gonzalo Gallo

Si así piensas, así hablas, y vas a sufrir con apegos dependientes que desnudan un amor propio bien precario:

“Eres todo para mí”, “eres la razón de mi vida”, “sin ti ¿para qué vivo?”, “tu amor me tiene loc@”.

“Eres el sentido de mi vida”, “solo contigo soy feliz”, “sin ti no puedo vivir”, “me muero si te vas”. Así sufres.

Mira: ¿Por qué sufres? Porque todo es prestado, porque nadie ni nada es permanente y porque te amas muy poquito.

Ante un distanciamiento, una ruptura o la muerte, te sentirás abatido, sin ganas de seguir y sin sentido.

Entonces tomarás o no consciencia de que amar con apegos es un desvarío. Ojalá decidas amarte y cambiar.

Si no lo haces seguirás con apegos y sufrirás más porque eliges aprender con dolor y no con amor.

Amar no es aferrarse a alguien, el amor es libre y liberador. Un amor de apegos dependientes es un egoísmo disfrazado.

VER COMENTARIOS